lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Exhuman un cadáver para enterrar otro en el mismo nicho y se dejan fuera la dentadura

Vistas del cementerio de Carril MÓNICA FERREIRÓS

Una familia vilagarciana se encontró ayer con una desagradable sorpresa cuando acudió a realizar una visita a la tumba de su abuela. La mujer falleció hace solo unos días y fue enterrada el sábado. Para meterla en el nicho, como en muchas otras ocasiones, fue necesario exhumar el cadáver de su marido.


Se trata de una tarea que se hace con mucha frecuencia, pero en esta ocasión hubo un error fatal. Y es que el enterrador, se dejó fuera restos del hombre. En concreto una dentadura, que fue lo que se encontró su nieta cuando acudió ayer por la mañana al camposanto municipal.


De inmediato, los familiares comenzaron las gestiones para que el Concello mandase a alguien a subsanar el grave y doloroso fallo. “Podemos entender el error, pero no la actitud”, explica Benito Mondragón, marido de la nieta.


Y es que los afectados aseguran que estuvieron cerca de dos horas, con continuas llamadas, algunas de las cuales se interrumpían desde la centralita, para poder dar con una solución.


El responsable municipal de Cementerios envió a la zona al enterrador, que reconoció el fallo y pidió disculpas, procediendo a devolver los restos de donde nunca deberían haber salido.


El problema radica en que dicho trabajador no era, realmente, el responsable del error, que llegó poco después con una actitud “chulesca”, asegurando, explica Mondragón, “que él no comete fallos”.


El hombre, que fue contratado para suplir al titular de la plaza, incluso llegó a decirle a la familia que el hombre enterrado no tenía dientes. “No era ni el momento ni el lugar para plantear esas cuestiones”, explica el marido de la nieta, que incide en que al disgusto que ya tenía la familia por el fallecimiento de la mujer, se sumó el mal rato que tuvieron que pasar por revivir el entierro.


Una queja formal


Un malestar que comprenden, a la perfección, desde el gobierno local de Vilagarcía, que reconoce el error y, por encima de todo, pide perdón a la familia “tanto por el hecho en sí como por el indebido trato”.


Inciden desde el Concello en que, el responsable de lo ocurrido, es un trabajador contratado para realizar una suplencia y lamentan que la situación se diese tras el “reciente fallecimiento de un familiar” momento en el que, destacan fuentes municipales, “hay que ser especialmente sensibles con los afectados”.


De hecho, desde la propia administración local se recomendó a la familia que, “dada la gravedad de los hechos”, presentase una queja por escrito contra el responsable de los mismos.


De esa manera, se podría dejar constancia oficial y, así, iniciar el procedimiento disciplinario que corresponde, ante unos hechos que desde el propio Concello califican como grave. A lo largo de la mañana quedó solventada la situación, que tuvo sobre todo un daño sentimental para los familiares de la fallecida, dispuestos a comprender el error. 

Exhuman un cadáver para enterrar otro en el mismo nicho y se dejan fuera la dentadura

Te puede interesar