domingo 15.09.2019

Los fieles acogen con recato y solemnidad la emotiva procesión del Santo Encuentro

Las dos imágenes desfilaron por Vilagarcía en una de las citas religiosas más esperadas

La procesión del Jueves Santo llenó de fieles las calles del centro urbano y finalizó, como cada año, en el atrio de la iglesia parroquial de Santa Eulalia de Arealonga| mónica ferreirós
La procesión del Jueves Santo llenó de fieles las calles del centro urbano y finalizó, como cada año, en el atrio de la iglesia parroquial de Santa Eulalia de Arealonga| mónica ferreirós

La Semana Santa vilagarciana tuvo ayer una de sus citas más esperadas: La procesión del Santo Encuentro. Y, mientras en el sur de España los fieles miraban al cielo, en Arousa el sol reinósolo amenazado por algunas nubes, sonriendo a los más devotos que, este año, no tuvieron que hacer uso del paraguas. Por ello, las imágenes de Jesús Nazareno y de la Virgen María pudieron desfilar según lo previsto y organizado por la Cofradía Segunda Estación, para encontrarse finalmente en el atrio de la iglesia parroquial, en uno de los momentos más esperados por los devotos de la Semana Santa. La Banda de Música puso los efectos sonoros.

Fueron muchos los que participaron en la procesión del Jueves Santo y también los que se decidieron a ver el paso desde la barrera. Los actos religiosos comenzaron ya a las 19:30, con la Cena del Señor, que contó con las interpretaciones de la coral Santa Eulalia- Nosa Señora da Xunqueira. Durante la misma, se llevó a cabo el lavatorio de pies.

El programa diseñado por Segunda Estación continúa durante la jornada de hoy, Viernes Santo. A las doce del mediodía tendrá lugar la paraliturgia o celebración de la palabra, con un concierto a cargo del Trío Aria. Los Santos Oficios serán a las siete de la tarde y contarán con la participación de la coral Santa Eulalia. A su término, sobre las 20 horas, tendrá lugar la procesión del Santo Entierro. Mañana habrá la liturgia de Laudes, a las 12, y la Vigilia Pascual, a las 22 y el domingo será la Eucaristía y la celebración bautismal, a partir de las 11.

Comentarios