lunes 25/1/21

La Guardia Civil apunta a la hija de la prima del muerto como autora del crimen de Moraña

La Guardia Civil apunta a la hija de la prima de Agustín Chayán como presunta autora de las puñaladas que terminaron con la vida de este octogenario de la parroquia morañesa de Amil.

Vivienda en la que vivía la presunta autora del crimen, junto al fallecido |
Vivienda en la que vivía la presunta autora del crimen, junto al fallecido |

La Guardia Civil apunta a la hija de la prima de Agustín Chayán como presunta autora de las puñaladas que terminaron con la vida de este octogenario de la parroquia morañesa de Amil. Tras recabar los datos e investigar el entorno de la víctima los agentes han concluido que la mujer, de unos cuarenta años y con graves problemas mentales, pudo ser la autora del crimen. Ella vivía en la vivienda con Agustín Chayán y con su madre, de avanzada edad y postrada en una silla de ruedas. Los motivos que la habrían podido llevar a acometer el crimen se desconocen. La mujer, según fuentes próximas al caso, permanece ingresada en la Unidad de Psiquiatría del Hospital Provincial. Los datos de la autopsia que ayer se le practicó al cadáver del anciano no han trascendido de momento.

 

Fin de las pesquisas
La Guardia Civil da así por terminadas las investigaciones y toda la información está ya en manos del Juzgado de Caldas, encargado del caso. Será la jueza la que tendrá que determinar si ordena su detención o no en función de los informes psiquiátricos elaborados por el equipo médico.
El suceso conmocionó a los vecinos de este pequeño y apartado lugar de Moraña donde la vida discurre con traquilidad. Eso sí, algunas de las personas del entorno señalaban que en la casa y desde hace tiempo se oían gritos y discusiones, algo habitual en un lugar en el que se conocen todos.
El cuerpo de Agustín Chayán, de 84 años, apareció en el exterior de la vivienda, aunque dentro de la parcela de su propiedad. Fue encontrado por un particular que fue el que dio la voz de alarma a los servicios de emergencias. Hasta el lugar se desplazó de inmediato la Guardia Civil, forentes y el juez para proceder a levantar el cadáver. No se sabe con exactitud a que hora podría haber muerto el hombre.

Comentarios