martes 25.02.2020

La obra del Paseo Marítimo a Vilaxoán despierta el interés de 17 empresas

El procedimiento de licitación, con un precio de 831.604 euros, entra ahora en la fase de evaluación de ofertas
Alberto Varela y Paola María durante la presentación del proyecto | gonzalo salgado
Alberto Varela y Paola María durante la presentación del proyecto | gonzalo salgado

Un total de 17 empresas presentaron ofertas para hacerse con el contrato de la construcción del Paseo Marítimo a Vilaxoán que el Concello licitó por un importe de 831.604 euros. El proceso de contratación entra ahora en la fase de evaluación de ofertas, paso previo a la adjudicación de la obra que tiene un plazo de ejecución de siete meses.

El objetivo de esta actuación es la regeneración del litoral comprendido entre la punta de Ferrazo y el final de la playa de Canelas, “convertendo o percorrido nun atractivo e moderno paseo marítimo, con zonas de descanso e carril bici, á vez que se manteñen os dous sentidos da circulación rodada”, explican fuentes municipales.

El ejecutivo que preside el socialista Alberto Varela pretende, con esta obra, dar continuidad al carril bici que ahora finaliza de forma abrupta en Ferrazo, pero también “recuperar e poñer en valor unha zona privilexiada do litoral municipal”. Además, la obra busca “mellorar o acceso e entrada” a Vilaxoán por orillamar, “facilitando que o camiño se poida facer a pé ou en bici, a través dun trazado atractivo e seguro”.

La dinamización turística para las parroquias de Sobrán y Sobradelo es otra de las metas que se busca con esta actuación, según explican desde el Concello.

Modificación del proyecto
El proyecto inicial se modificó para permitir el mantenimiento de los dos carriles de circulación. El ejecutivo socialista probó primero la supresión de uno de los carriles, pero la prueba no salió bien por lo que optaron por otra solución. Así, se retranqueará todo lo posible el muro de la EDAR, lo que permitirá ganar 1,3 metros de ancho. Con estas dimensiones de la plataforma viaria, el proyecto prevé crear una zona de paseo peatonal pegada al mar que tendrá un ancho de 4,45 metros de frente. En paralelo, se habilitará un carril bici de 2,5 metros de ancho, quedando la zona de tráfico rodado con seis metros de ancho que permitirá disponer de dos carriles de tres metros cada uno.

La renovación y ampliación del mobiliario urbano es otras de las características del proyecto. La zona de paseo se dotará de bancos de acero galvanizado de tres metros de largo, que dispondrán de asiento y respaldo de madera de pino cuperizado y tratado para resistir la intemperie. Contarán con iluminación led bajo la bancada. También se intercalarán por el paseo siete bancos individuales y se instalarán papeleras y una fuente de agua potable adaptada al uso de personas con movilidad reducida. Elementos vegetales y jardineras en parterres completarán la zona de ocio, que acogerá plantas ornamentales y aromáticas y también pequeños árboles de hoja perenne. 

La obra se financiará a través de una partida de 529.600 euros de fondos propios del Concello, procedentes del superávit de 2018, y con fondos de la Edusi.

Comentarios