miércoles 12/8/20

Los placeros tiran de cacerolas para evitar que se “dinamite” una Plaza casi centenaria

Hoy será la primera protesta y mañana cerrarán los puestos para salir a la calle a informar a la ciudadanía
Los placeros celebraron ayer una asamblea | MÓNICA FERREIRÓS
Los placeros celebraron ayer una asamblea | MÓNICA FERREIRÓS

Las caceroladas llegan a la Plaza de Abastos. Es una de las primeras medidas que toman los placeros para evitar que se “dinamite”, según sus propias palabras, una tradición con casi un siglo a sus espaldas.

La Asociación de Comerciantes de la Plaza celebró ayer una asamblea extraordinaria en la que también participaron los ambulantes, y en la que mostraron su desacuerdo ante “la crisis generada por el desmantelamiento del mercado de las calles donde tradicionalmente se celebra desde hace casi cien años”.

Los placeros señalan que la medida adoptada por el Concello supone “una crisis sin precedentes en nuestra actividad profesional”, por lo que han decidido pasar a la acción. La primera protesta será hoy a las doce de mediodía y consistirá en una cacerolada frente a los puestos de venta. El colectivo pide el apoyo de la ciudadanía, que pueden hacer sonar sus claxon desde el coche o dar palmas.

Mañana, los puestos y tiendas de la Praza de Abastos estarán cerrados y sus concesionarios saldrán a la calle para informar a la ciudadanía “de la injusticia que estamos sufriendo”, señalan en un comunicado. También anuncian una recogida de firmas y advierten de que está en peligro “el sustento de más de 300 familias”. Los placeros muestran su “asombro” por una medida “que dinamitaría una de las actividades más emblemáticas de Vilaagrcía, nu mercado que comenzó en 1929” y por el cual, recuerdan, “lucharon nuestros abuelos”. l

Comentarios