jueves 26/11/20

La plantilla de Carsa decide hoy si acata los despidos y dos años de ERTE

CCOO y los asesores de la CIG abandonan la negociación al entender que los 15 despedidos deberían ser readmitidos
La plantilla de Carsa decide hoy en asamblea y con voto en urna si ratifica el acuerdo | mónica ferreirós
La plantilla de Carsa decide hoy en asamblea y con voto en urna si ratifica el acuerdo | mónica ferreirós

La plantilla de trabajadores de Carsa decidirá hoy en asamblea y con voto en urna si aceptan el principio de acuerdo alcanzado ayer entre la dirección de la empresa y cinco delegados de la CIG del Comité. Un acuerdo que acata los despidos, evita la huelga indefinida de la que se había hablado en un primer momento y que establece un Expediente de Regulación Temporal de Empleo de dos años de duración para la plantilla que se impondrá de forma progresiva, garantiza el calendario de prejubilaciones ya previsto y establece compensaciones por el poder adquisitivo perdido los días de suspensión. Así lo explicó ayer el presidente del Comité, Roberto Ferreira, al término de una reunión muy tensa en la parte social. Y es que los asesores de la CIG, y más tarde también los de Comisións Obreiras y sus delegados, se levantaron de la negociación al negarse a aceptar cualquier acuerdo que pasase por “deixar tirados aos compañeiros despedidos” (un total de 15), tal y como señaló desde CC OO Miguel María y desde la CIG, Xoán Xosé Bouzas.

Roberto Ferreira asegura que su postura viene determinada “polo que os propios traballadores nos trasmitiron estes días pasados en diferentes asambleas e mañá (por hoy) verase ratificado nos votos”. Según Ferreira la plantilla entendía que no era el momento de ir a la huelga “porque acaba de entrar un bastidor e irnos á folga sería fundir de todo á empresa. A xente dicía que había que salvar o barco”. El presidente del Comité reconoció que “o acordo, que ten que ser ratificado pola asamblea, foi dos cinco delegados, ao marxe incluso dos asesores do sindicato que entendían que había que facer outra cousa. Nós fixemos o que nos trasmitiu a xente”.

Desde Comisións Obreiras Miguel María se mostraba totalmente contrario a la decisión adoptada por estos cinco compañeros del Comité. “Déixase tirados aos despedidos sen nin sequera proporcionarlles unha saída digna”, incide. Considera de hecho que “son 15 despidos de carácter obxectivo, o que consideramos que é algo totalmente indigno”. 

Según Ferreira el acuerdo contempla una garantía de empleo de dos años, algo sobre lo que dudan los representantes de Comisións que no confían en que ello se vaya a cumplir. “Non imos a ser cómplices deste atropelo de negociación. Esperamos que a CIG como sindicato tome medidas”, matiza María.Roberto Ferreira por su parte se mostraba tranquilo al señalar que “nós temos que facer o que se nos di dende a plantilla, ás veces por encima dos ideais”.

Desde la empresa ayer no quisieron hacer ningún tipo de valoración acerca de los acuerdos conseguidos, pero bien es cierto que se mostraron firmes a la hora de ratificar los despidos ejecutados.

La plantilla de Carsa está conformada ahora por 149 trabajadores que entrarán en un ERTE progresivo que durará dos años y que la empresa justifica por la falta de trabajo y la bajada drástica en la producción prevista para los próximos dos años.

Comentarios