martes 10.12.2019

El Puerto defiende que el vertido era de áridos y que se actuó en todo momento conforme a la ley

Aseguran que el resto de materiales se dejaron en el punto de control y que no hubo contaminación

Sagrario Franco explicó el proceso por el vertido de áridos al Consejo de Administración | g.s.
Sagrario Franco explicó el proceso por el vertido de áridos al Consejo de Administración | g.s.

La Autoridad Portuaria defendió ayer ante los miembros del Consejo de Administración su actuación en cuanto al vertido por el que fue sancionada por la Xunta. Aseguran desde la rada, ratificando el argumento que dieron desde el primer momento, que “los materiales utilizados para la realización de la banqueta de la dársena 2 fueron únicamente áridos, habiéndose trasladado a un punto autorizado de gestión de residuos todos los demás materiales procedentes de la obra del ferrocarril”.

Las explicaciones tuvieron lugar al inicio de la reunión. A iniciativa de la presidenta, Sagrario Franco, intervinieron ante los miembros del Consejo la ingiera responsable del Departamento de Planificación e Infraestructuras, Marisa Marco, y Juan José Vázquez Portomeñe, abogado del Estado encargado de la representación del Puerto en el mencionado juicio .

Franco explicó que el origen del caso es una sanción interpuesta en el 2104 por la Consellería de Medio Ambiente, “la cual en su día recurrimos por no estar de acuerdo con su contenido”. Además, incidió en que “pese a la polémica”, el fallo todavía no es firme y está recurrido ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

Sin embargo, la presidenta del organismo también hizo hincapié en que el motivo de la sanción es “el abandono, vertido o eliminación incontrolado de cualquier tipo de residuos no peligrosos sin que haya puesto en peligro grave la salud de las personas o se haya producido un daño o deterioro grave para el medio ambiente”. Franco señaló que no se produjo en la dársena 2 ningún vertido, y mucho menos contaminante.


“Hasta la fecha, la Autoridad Portuaria ha ido haciendo uso de todas las herramientas legales disponibles para defender y demostrar la corrección de su actuación en este caso”, señalan desde la rada arousana.

Avalado por los técnicos
La ingeniera explicó a los miembros del Consejo que el muelle de la dársena dos presentaba antes del año 2014 una pérdida de material en su apoyo, “la cual ponía en peligro la estabilidad del mismo”. Por ello, se planteó realizar un relleno en la zona, con una memoria de obra realizada a 31 de marzo de 2014. Para ejecutar los trabajos, se empleó material procedente de otra obra portuaria: La prolongación del ferrocarril a Ferrazo. Un procedimiento de reutilización de áridos que, aseguran desde el Puerto, siguió las indicaciones recogidas en la Guía de buenas prácticas para l ejecución de obras marítimas.


El procedimiento, según explicó la ingeniera, se realizó en dos fases: Una primera selección del material de la zona de acopio indicada, retirándose los restos de plásticos y maderas de mayor tamaño. Tras la primera criba, se cargó el material en el camión con excavadora y, una vez repleto, se dirigió al cantil del muelle, donde estaba atracado el barco draga. Allí se realizó una segunda criba, con la retroexacavadora, que movió los materiales no aptos, por lo que aseguran que en el barco solo se cargaron tierras.

Comentarios