miércoles 12/8/20

Ravella apuesta por humanizar y mejorar la accesibilidad en la calle Doutor Tourón

El Concello ampliará las aceras y elevará los pasos de peatones para garantizar la seguridad

El Concello eliminará el carril central, entre el puente de O Con y la rotonda, para ampliar las aceras | g. salgado
El Concello eliminará el carril central, entre el puente de O Con y la rotonda, para ampliar las aceras | g. salgado

El Concello de Vilagarcía continúa adelante con el plan de mejora de la accesibilidad y la movilidad en las calles y espacios públicos municipales. La siguiente actuación se desarrollará en la avenida de Doutor Tourón, concretamente en el tramo que hay entre el puente del río de O Con y la glorieta de la Marina Española. El proyecto, en el que se invertirán un total de 47.562 euros, prevé el ensanche de las aceras a ambos lados de la vía, la eliminación de barreras arquitectónicas y la mejora de la iluminación en los pasos de peatones.
Fondos propios
La memoria de la actuación fue elaborada por el Ingeniero Técnico del Concello y el proyecto se acometerá con fondos propios de la administración local. El proyecto dará solución a una serie de deficiencias que, desde hace ya tiempo, se han detectado en esta zona. Es una vía altamente frecuentada por peatones, especialmente a las horas de entrada y salida de los colegios y de la Escola Infantil de A Lomba.
     Las aceras en este tramo son muy estrechas y se ven restringidas todavía más por las bajadas de las rampas de los pasos de peatones. Por lo tanto esta situación dificulta mucho el tránsito a pie, pero sobre todo a las personas con problemas de movilidad o a aquellas que pasan con carritos de la compra o de bebés.
    Así pues, y según señalan desde el Concello, las aceras ganarán 1,10 metros de ancho a cada lado de la vía. La medida será posible eliminando el carril intermedio habilitado en esta zona entre los dos sentidos de circulación. Así se cumplirá la normativa de accesibilidad que marca en 1,80 metros el ancho mínimo de las aceras. El pavimento a utilizar en el lugar será una mezcla de hormigón con cemento blanco que proporciona la uniformidad necesaria para facilitar el tránsito cómodo de personas, carros o sillas de ruedas. Además, y ya para efectos estéticos y para proporcionar mayor adherencia, el hormigón se tratará y se le dará un acabado rallado mediante el uso de un cepillo metálico.
     Los pasos de peatones existentes en la zona se elevarán hasta quedar al nivel de las aceras para garantizar la accesibilidad y se dotarán de la correspondiente iluminación.
    Aprovechando las obras se instalarán nuevos colectores para la recogida de aguas pluviales y se elevarán las tapas de las arquetas al nuevo rasante. El plazo de ejecución de los trabajos es de un mes y se realizarán en la mayor brevedad posible. l

Comentarios