Rubiáns reclama vigilancia ante las carreras de coches y denuncia el abandono del parque de camelias

Uno de los camelios con las hojas completamente secas | mónica ferreirós

“Dende o goberno de Tomás Fole ao de agora, que gañou Rubiáns?”, se pregunta Xurxo Abuín, el hombre que lleva décadas reclamando mejoras para la parroquia al frente de la asociación de vecinos. Ahora ve como una de las actuaciones que se inauguró a bombo y platillo, el “gran parque de camelios”, languidece ante la falta de cuidados.


Recientemente Abuín mantuvo una reunión con miembros del gobierno, como el edil de Obras, Lino Mouriño, la de Cultura, Sonia Outón, o el de Medio Ambiente, Diego García. El portavoz vecinal tenía en mente hablar de la situación del parque de camelios, pero el tema no se trató. “Non se preocupan de regalo nin de botar fertilizante”, señala el presidente de la Asociación de Veciños de Rubiáns. Él mismo se encargó, junto a otra residente en la zona, de los cuidados durante meses, pero al acabar el verano se agotó también su paciencia.


“O mantemento ten que facelo o Concello”, señala Abuín, que lamenta que las camelias “secaron todas”. Una de las demandas fue la instalación de un sistema automático de riego. “O alcalde dixo que xa estaba colocado e que so faltaba o enganche”, explica el portavoz vecinal, que lamenta la falta de cuidados.


Lo que sí se decidió en la reunión es que no habrá este año Certamen de Camelias. “Preferimos non correr ese risco”, explica Abuín, que señala que durante el montaje, en el que participan varias personas por expositor, es difícil evitar las acumulaciones.


La falta de mantenimiento de las zonas verdes no es la única queja que tienen en Rubiáns, que llevan años demandando la falta de seguridad vial. Y es que en la carretera que va a Zamar, donde se encuentra el propio centro cultural, la iglesia y un parque infantil, se registran verdaderas carreras de coches.


Abuín fue testigo de una el viernes de la semana pasada. “Pasou un coche zumbado. Ía coller cara Zamar e no último momento xirou cara a igrexa, onde había dous ou tres pais cos nenos”, explica el presidente de la asociación de vecinos, que llamó a la Policía Local para denunciar. “Non hai ningún tipo de seguridade”, explica el portavoz de O Souto, que no ve viable las bandas reductoras, ya que causan muchas molestias a las casas próximas. Abuín apuesta por la vigilancia policial, sobre todo los días que se registran las carreras. “Se multan a un, seguro que ían ter máis coidado”, dice.


Vidrios rotos

Las deficiencias llegan también al centro sociocultural, donde el vidrio del vinilo de una las entradas lleva roto desde hace meses. El incidente se produjo durante otra obra que todavía se encuentra en garantía. 


Abuín se lo comunicó al Concello, pero todavía no le dieron ninguna solución. “Non sei a que esperan, a que se faga dano un neno”, se pregunta Abuín. Reconoce que el diálogo es abierto, pero lamenta la falta de actuaciones y de mejoras por parte de Ravella en Rubiáns.

Rubiáns reclama vigilancia ante las carreras de coches y denuncia el abandono del parque de camelias

Te puede interesar