Primera fisura en el sector bateeiro tras ir una asociación al encuentro con Mar

Una protesta de los bateeiros en una visita de la conselleira do Mar a Vilaxoán | gonzalo salgado

Primera fisura en el seno del sector bateeiro desde que estalló el conflicto de la mejilla. Una de las asociaciones que conforman el Clúster do Mexillón acudía hoy a la reunión con la Consellería do Mar, una cita a la que en un comunicado de prensa emitido hace unos días el sector aseguraba que no asistiría. Y no solo a esa, sino a las siguientes que pueda convocar el departamento que preside Rosa Quintana. La Xunta confirmaba hoy que una de las siete organizaciones que conforman el Clúster estuvo en el encuentro en Santiago y que puso como condición para negociar que se retire la normativa que delimita las zonas de extracción de mejilla en la costa gallega. Una supresión que, insiste Mar, no es posible, dado que chocaría directamente contra una sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia que dice que los planes de gestión del percebe son el marco en el que se deben valorar las medidas para proteger el crustáceo cuando coexiste con la semilla que los bateeiros usan para sus bateas. Un punto –esa normativa de la discordia– que parece mostrar posturas absolutamente irreconciliables.


Justo en el momento en que se estaba celebrando ese encuentro que –a priori- parecía que no iba a tener lugar por la incomparecencia anunciada de una de las partes el Clúster emitía un nuevo comunicado anunciando que se ve obligado a recrudecer las protestas ante la “inacción” de la Consellería do Mar. De hecho el sector habla abiertamente de que se está pensando en convocar una nueva movilización en Santiago haciéndola coincidir con la investidura de Alfonso Rueda como presidente de la Xunta. Una cita para la que –de momento– no hay fecha, pero que previsiblemente será la segunda semana del mes de mayo.


Los bateeiros lamentan que desde la reunión mantenida a principios del mes de abril no haya habido avances a la hora de reabrir zonas de extracción que ahora están cerradas. De hecho entienden que la conselleira no está cumpliendo con lo acordado. Sobre esto el departamento autonómico asegura que la revisión de las zonas se hace “en base a un seguimento coordinado cos distintos técnicos da Consellería” y que “trátase dun asunto complexo no que se debe actuar con rigorosidade e sobre o que se están a facer as xestións necesarias para avanzar no comentado na última reunión”.


En todo caso el conflicto está en su máxima nivel de ebullición. Los bateeiros aseguran que sus plataformas mejilloneras están desabastecidas y que –de seguir así y pese a que la campaña de extracción se ha ampliado hasta el 15 de junio– será una de las peores campañas de la historia.

Primera fisura en el sector bateeiro tras ir una asociación al encuentro con Mar

Te puede interesar