martes 22.10.2019

Los usuarios del parque canino de Fexdega se quejan de su mal estado

Los usuarios del parque canino de Fexdega denuncian el mal estado de las instalaciones, ya que aseguran que la limpieza brilla por su ausencio y que también es notable la falta de mantenimiento. Basura

Los usuarios del parque canino de Fexdega se quejan de su mal estado

Los usuarios del parque canino de Fexdega denuncian el mal estado de las instalaciones, ya que aseguran que la limpieza brilla por su ausencio y que también es notable la falta de mantenimiento. Basura, hierba seca y tramos rotos de valla son algunas de las quejas de aquellos que escogen esta zona para pasear con sus perros.
No son muchas las áreas en las que se puede soltar a los animales en Vilagarcía, por ello los dueños de perros se organizaron hace unos años para conseguir zonas específicas.
La primera llegó en 2016, cuando el ejecutivo habilitó una superficie de 1.230 metros cuadrados en el recinto de A Maroma para este fin. Para la segunda hubo que esperar unos años más, ya que la playa de O Castelete no se habilitó como arenal canino hasta marzo de este mismo año.
Ambas acumulan, a día de hoy, ya una buena lista de quejas de los usuarios, que demandan medidas de mantenimiento y limpieza que completen a los esperados anuncios de apertura de zonas.
De eso, precisamente, se queja Santiago Otero, propietario de perros que acude con frecuencia a ambas zonas. A la playa de O Castelete ya dejó de ir.
“No hay ni papeleras en las que dejar los excrementos de los perros”, lamenta. Tras este intento frustrado, decidió darle una oportunidad al parque canino de Fexdega, pero lo que se encontró tampoco fue de su agrado.
Achaca la basura que se acumula en el recinto a “personas a las que no les gusta que vayan allí los perros”. Opinión que comparte con otros usuarios de la zona. Pero, en cualquier caso, cree que el Concello debería hacer algo más por la limpieza.
“Nunca se ve allí un operario”, se lamenta. El resultado de la inacción del ejecutivo de Alberto Varela es bien visible. Restos de plástico, botellas y otros desperdicios se acumulan junto a los coloridos bancos instalados en la zona.
Además, la hierba ya hace tiempo que perdió su tonalidad verde. Al igual que sucede en las playas urbanas, el césped de Fexdega se encuentra totalmente seco. “Yo no sé si ponen el riego alguna vez”, se queja Otero. Varios tramos de valla rotos completan la estampa del primer (y único, por el momento) parque canino del municipio.

O Castelete
Los primeros en poner en entredicho la situación de las zonas para perros del municipio fueron los miembros del Partido Popular de Vilagarcía, que hace algo más de un mes denunciaron que O Castelete aparecía registrada como una de las peores playas de España en una web especializada. Los conservadores defendieron entonces que playa sigue siendo “incómoda” para los perros y para sus dueños y que, además, está “poco cuidada, en sintonía con los demás arenales del municipio”.
Además, desde el PP denunciaron que el vallado que colocó el ejecutivo socialista responde a la única intención de “lavar la cara” de un espacio que acumula numerosas críticas. l

Comentarios