domingo 22.09.2019

Los vándalos toman el Balneario y lo llenan de pintadas y cristales rotos

La rocambolesca historia que rodea al Balneario de A Compostela escribe un nuevo capítulo aunque la temática suena a viejo: Los vándalos vuelven a “okupar” el emblemático inmueble obligando a una nueva inversión.

A través de los cristales rotos se puede ver la actuación de los “okupas” en el interior	emilio moldes
A través de los cristales rotos se puede ver la actuación de los “okupas” en el interior emilio moldes

La rocambolesca historia que rodea al Balneario de A Compostela escribe un nuevo capítulo aunque la temática suena a viejo: Los vándalos vuelven a “okupar” el emblemático inmueble obligando a una nueva inversión, tras los 612.474 euros que costó su rehabilitación y que fue financiada a través de fondos públicos.
A través de los cristales rotos puede verse que el que estaba llamado a convertirse en escuela de hostelería primero y en local hotelero después se utiliza hoy en día como lugar para dormir y otras actividades. En el suelo del interior del inmueble se vislumbran latas de cerveza y cables tirados, así como radiadores cubiertos por el óxido. Una situación que también afecta al exterior del edificio.
La cristalera de la fachada que da a la playa se encuentran completamente cubiertos por un colorido “graffiti”. Los amigos del spray también actuaron en las ventanas que dan al parque y que lucen el escudo del Concello de Vilagarcía y en la parte que da a la carretera también se puede ver la acción de los vándalos.
Desde el Concello aseguran que “ni la Alcaldía, ni la Policía, no Protección Civil, ni la Concellería de Medio Ambiente, ni la de Obras, tienen constancia de una nueva entrada de okupas en el Balneario”. En cualquier caso, desde el ejecutivo que preside el conservador Tomás Fole aseguran que harán una inspección en el inmueble.
Lo que está claro es que la acción de los vándalos obligará al Concello a realizar una nueva inversión sobre un inmueble que ya se sometió a una rehabilitación integral. A los desperfectos provocados por los vándalos hay que añadir la rotura de la barandilla ubicada en el parque y que fue provocada por un accidente de coche.
En cualqueir caso habrá que esperar a la inspección del gobierno para conocer las medidas que se van a tomar a partir de ahora con respecto al emblemático inmueble, tanto en la referente a las actuaciones para solucionar los desperfectos como a la prevención para evitar una nueva entrada.

esperando a los juzgados
Por el momento, las obras de calado están paralizadas en el Balneario mientras no se resuelven todos los procesos judiciales abiertos. Recientemente un fallo del Juzgado de lo Contencioso número 3 de Pontevedra reconce la “imposibilidad material” del Concello de Vilagarcía para devolver el inmueble en su estado original a la concesionaria Placomsa. En cualquier caso, existe una sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, que data de 2012 que impone a Ravella esta medida y que no es recurrible. También existen otros recursos pendientes en la Audiencia de Pontevedra.

Comentarios