jueves 17.10.2019

Vecinos de Trabanca Sardiñeira se quejan por la falta de limpieza y el abandono de la zona

La maleza crece sin parar en la zona y una muralla que rodea la Rúa do Castro sufre desprendimientos
Un boquete de grandes dimensiones se abrió en el muro, que sufre desprendimientos | mónica ferreirós
Un boquete de grandes dimensiones se abrió en el muro, que sufre desprendimientos | mónica ferreirós

Vecinos de Trabanca Sardiñeira protestan por el estado de abandono y falta de limpieza de la zona donde se encontraban los antiguos talleres de Renfe. Una finca propiedad de ADIF acumula una importante cantidad de maleza que alcanza unas considerables dimensiones y los residentes en la zona están cansados de presentar escritos para reclamar soluciones.

También hay problemas en otras propiedades por la falta de limpieza, convirtiendo la Rúa do Castro en un auténtico bosque. Además, uno de los muros que rodea dicho vial sufre desprendimientos. Hace unos meses, según explican los vecinos, se abrió un gran boquete que todavía puede verse y para el que no se buscó una solución. Desde entonces, caen piedras hacia el otro lado, donde hay una gran acumulación de zarzas y otros restos, ya que “aún por encima la zona se convirtió en un basurero”, comenta una vecina.

Los afectados ya no saben a quién recurrir para reclamar una solución. El estado de la zona salta a la vista, con maleza que sobresale de los muros y hierbajos que llegan a cubrir buena parte de un contenedor.

Los residentes en la zona están desesperados y piden la implicación de todas las administraciones. Ya no es la primera vez que plantean esta cuestión ante el Concello.

Una finca de ADIF
De hecho, en el verano de 2018 los vecinos también mostraron su malestar por el estado de la zona y algunos de ellos llegaron a reunirse con el concejal de Obras e Servizos, Lino Mouriño. Aseguran que la limpieza debe de hacerse de forma periódica y que hace muchos meses que las máquinas no se pasan por el solar.

Aunque se trata de una parcela que es propiedad de Adif, el vial que se ve invadido por la maleza es de titularidad municipal, por lo que los vecinos de la Rúa do Castro consideran que la administración municipal sí debe tomar cartas en el asunto.

En cualquier caso, piden la colaboración de todas las administraciones implicadas para que la situación no se repita año tras año. Las molestias que causan la maleza, con roedores e insectos campando por sus anchas o los peligros que supone para la seguridad vial, se suman a la sensación de abandono que tienen los residentes en este punto, situado a unos metros de Rosalía de Castro, y también los que residen más abajo, en las inmediaciones de los talleres de Renfe.

A todo ello, se suma la preocupación por el estado de la muralla, con un gran boquete que se abrió hace unos meses sin que, aseguran, nadie haya tomado ninguna medida a este respecto.

El vial, que es bastante estrecho y discurre paralelo al muro, es bastante transitado tanto a pie como en coche por los vecinos de la zona, que lamentan que no se lleve a cabo un mantenimiento más frecuente del barrio. Por ello, recurren de nuevo a la denuncia pública para clamar una implicación de todas las administraciones en buscar una solución.

Comentarios