jueves 24/9/20

Vilagarcía distingue a sus sanitarios en el arranque de las fiestas: “Se puidemos con Napoleón, tamén poderemos con este bicho”

empieza san roque 2020 El balcón de Ravella acogió ayer la lectura del pregón -un clásico que todos los años da el pistoletazo de salida a las fiestas patronales- leído por los sanitarios Luis Portas y Ana Romero en representación de la sanidad pública que luchó con todas sus fuerzas contra el coronavirus.
Ana Romero y Luis Portas recibieron el escudo de oro de la ciudad tras la lectura del pregón | gonzalo salgado
Ana Romero y Luis Portas recibieron el escudo de oro de la ciudad tras la lectura del pregón | gonzalo salgado

Vilagarcía ya está en fiestas. Es, sin duda, una de las ediciones más atípicas condicionada por la alerta sanitaria del coronavirus, pero que no ha renunciado a los clásicos. A las ocho y media de la tarde decenas de personas se juntaban a las puertas del Concello para escuchar, como marca la tradición, el pregón que da el pistoletazo de salida a San Roque. Mascarilla y separación abajo. Emoción y orgullo arriba, en el balcón, precedido por los acordes a través del altavoz del pasodoble “Triunfo” que cada año acompaña a San Roque. No será en este. Los elegidos para poner las palabras al arranque de las fiestas fueron dos sanitarios -Luis Portas, celador en el ambulatorio y Ana Romero, enfermera en el Hospital- representantes de todo el sector sanitario público que desde que se inició la pandemia luchar contra el virus. Antes de su intervención tomó la palabra el alcalde, Alberto Varela, que recordó que estas serán unas fiestas “tranquilas e seguras, con pouca xente”.

Y como no, como ya era esperado, el coronavirus plagó las líneas de los dos pregones. Portas y Romero hablaron de “orgullo” por sus compañeros de profesión y apelaron a la “responsabilidade” de la ciudadanía para disfrutar de las fiestas con cabeza.

Fue Luis Portas el primero en coger el micro. Hizo un repaso por su trayectoria profesional, pareja a la de la sanidad en Vilagarcía, y rogó que “respetedes todas as medidas de protección que vos indican as autoridades” y lanzó un mensaje a los más jóvenes: “Pensade que cando acudides ás festas tedes que respetar a distancia porque na casa viven irmáns, pais e avós que son persoas de risco”.

Las palabras de Ana Romero hilaron con la de su compañero. La enfermera hizo un recorrido por su historia profesional particular y apuntó su vinculación con Vilagarcía más allá del terreno sanitario. “Formei parte de Clámide e agora de O Noso Lar”. Apuntó a la profesionalidad de sus compañeros en el Hospital do Salnés. “Xa quiera Florentino ter no seu vestiario a metade da plantilla do Salnés”. Señaló que “aquí nos presentamos os que fomos chamados heroes, sen capa , a pelo, para que todos vexades que somos xente normal e que o que fixemos durante o Estado de Alarma non foi máis ca o que levamos facendo toda a vida: coidar da mellor forma que sabemos e con todo o cariño do mundo”.

Romero apostó por lo local y echó mano de la historia para arrojar un poco de optimismo en una época tan incierta en lo sanitario. “Somos un pobo estupendo, de xente loitadora e que pode con todo. Se puidemos coas tropas de Napoleón, qué vai facer un bicho tan pequeno contra nós. O único que as armas son distintas, en vez de paus e pedras, mascarillas e hidroalcol”.  

     Vilagarcía, en manos del alcalde, entregó el escudo de oro de la ciudad a los dos sanitarios como homenaje a su profesionalidad. Al finalizar la Banda de Música, que esperaba perfectamente alineada desde el inicio de los discursos, toco el Himno Galego. Es un año atípico y lo fue también un post pregón sin la tradicional ofrenda a San Roque, que sí estuvo presente en los “vivas”. 

     La jornada de hoy se prevé lluviosa, de ahí que desde el Concello hayan decidido suspender los pasacalles, trasladar la actuación de Arosa Bay de A Xunqueira al Auditorio y las actuaciones del Festaclown a la Praza da Peixería.

Comentarios