jueves 1/10/20

La Volta a Portugal tendrá tres finales en alto y una corta contrarreloj final

Veloso y Sánchez afrontarán desde el día 27 una competición de 1.184 kilómetros divididos en un prólogo y ocho etapas 
Gustavo César Veloso es uno de los grandes protagonistas los últimos años en la Volta a Portugal  | cedida
Gustavo César Veloso es uno de los grandes protagonistas los últimos años en la Volta a Portugal | cedida

Los cilistas profesionales arousanos Gustavo César Veloso y Ángel Sánchez ya conocen el trazado de la Volta a Portugal que comenzará el día 27 de este mes en Fafe y concluirá el 5 de octubre en Lisboa, una vez que ayer lo hizo público la Federación Portuguesa de Ciclismo. En una edición especial marcada por la pandemia que obligó a retrasar la “Grandissima” en el calendario más de un mes, serán un total de 1.184 kilómetros de recorrido distribuidos en un prólogo y ocho etapas, la última en formato contrarreloj de tan solo 17,7 kilómetros en la capital lusa. 

El trazado cuenta con tres finales en alto, en el puerto de tercera categoría de Santa Luzia en Viana do Castelo, el de Senhora da Graça en Torre en Mondim de Basto de primera categoría, y el mítico Torre (Covinha) de categoría especial. Serán un total de 17 los puertos de montaña en un recorrido sinuoso los que afrontarán los corredores a lo largo de los nueve días de competición. 

En apenas dos semanas y media la Volta se pondrá en marcha con una etapa prólogo contrarreloj de 7 kilómetros en el norte de Portugal, en Fafe. La primera etapa el lunes 28 de septiembre será la más larga de la prueba con 180 kilómetros en línea, parte de Montalegre y tendrá su final en Viana do Castelo en el corto pero explosivo puerto de Santa Luzia. La segunda etapa empezará a ser determinante para saber que corredores aspiran a ganar la carrera. Consta de 167 kilómetros y tres puertos de primera categoría, el último donde estará ubicada la meta en el Alto Senhora da Graça. La tercera etapa está diseñada para que los sprinters tengan opción de victoria en la llegada a Viseu, mientras que la siguiente volverá a estar marcada en rojo en el calendario para los aspirantes a ganar la general. Será corta, de solo 148 kilómetros, con un puerto de segunda a mitad de recorrido y otro de tercera antes de afrontar la ascensión por la vertiente más exigente del coloso de 20 kilómetros de Torre, el punto más alto de Portugal continental en un puerto de categoría especial. 

La quinta etapa con solo dos puertos de cuarta en la primera parte de la carrera dará otra opción en meta a los velocistas. La sexta con llegada a Torres Vedras presentará un terreno ondulado donde el viento puede ser el protagonista. La séptima etapa presenta un puerto de segunda categoría a 25 kilómetros de meta que podría echar por tierra las opciones de los velocistas en la llegada a Setúbal. La organización ha decidido que el final de esta edición sea un lunes, el 5 de octubre, fecha en la que se cumplen 110 años de la revolución que supuso la proclamación de la Primera República Portuguesa y puso fin a la monarquía. Un contrarreloj corta pero decisiva en la zona baja de Lisboa de 17,7 kilómetros dictará sentencia.

Tanto Veloso como Sánchez ultiman su preparación antes de disputar ya en Portugal el fin de semana del 19 y 20 de septiembre el Joaquín Agostihno en Torres Vedras, antesalda de la Volta. Tanto el veterano del W52 Porto como el joven del Miranda Mortagua, que afrontará su primera Volta a Portugal, demostraron en los pasados Campeonatos de España de contrarreloj y de carretera que están en un buen estado de forma.

Comentarios