jueves 12.12.2019

Creo (de creer y de crear)

reo que Vilagarcía se merece unos cuatro años mejores que los últimos cuatro. Creo, sinceramente, que en esta ciudad hemos perdido el tiempo y las oportunidades para recuperar posiciones en materia de empleo, de seguridad, de proyectos, de avances, de infraestructuras… porque creo que quien tendría que ser el primer preocupado por la colectividad se ha pasado 48 meses viendo al ombligo de esta, la que cree “su” ciudad.
Creo que en la política la mentira no tiene sitio y no creo que repetir mil veces esas mentiras para que parezcan verdad sea serio ni tampoco sano. Creo que ya está bien de no aceptar los errores de gestión (que ha habido muchos y muy graves) por parte del gobierno que por suerte finaliza en breve su mandato. Creo que la gente exige, por encima de las obras, capacidad de autocrítica y Alberto Varela no sabe ejercer semejante capacidad.
Creo también que en esta carrera electoral en la que somos 8 candidatos, con 8 equipos y 8 proyectos tendríamos que llevarnos lo mejor posible, porque parece evidente que tendremos que llegar a acuerdos por el bien de la ciudadanía día sí y día también durante los próximos 4 años. Lo malo es que hay quien no lo cree así y se niega incluso a vestirse con las ropas de nuestra gente del mar en un claro y probablemente mal calculado intento de golpe de efecto en campaña. El Diario de Arousa nos citó a todos en Carril, pisando la tierra y el mar que nos hace únicos y el candidato socialista decidió ir por libre y despreció a quien ideó la foto y también a quién puso los medios. Yo les doy las gracias, porque creo que es importante seguir siempre con los pies en el suelo y mojarse lo que haga falta por esta ciudad… Creo que hacen falta más políticos del perfil de Rubalcaba (mi más sentido pésame), al que ya se le echa de menos, y menos de los que se ponen de perfil ante los problemas y no se mojan por su ciudad.
Creo además que Vilagarcía tiene problemas estructurales como el paro, el estado de las aguas y los vertidos o la inseguridad ciudadana que podemos resolver desde el Concello. Y lo haremos. Y creo que hay otros problemas como el caos del tráfico, las obras con fallos y críticas ciudadanas, la falta de inversión en el rural o la ausencia del PXOM tras 4 años, que llevan la firma de puño y rosa de Varela. Y eso, también lo vamos a solucionar.
“Creo” es además una de esas palabras tan cargadas de significado que hay que utilizarla más a menudo. Nada más llegar a la política quise crear un nuevo equipo de personas a las que nos unen las iniciativas y nos llevan los demonios cuando vemos que Vilagarcía está más sucia y más rota que nunca. Quise crear un ambiente para que todo el mundo tenga protagonismo y todos aportemos. Creamos un compromiso que ofrecemos a los vecinos para que dentro de 4 años vivamos en un lugar mejor.
Crearemos una concejalía del Rural para que las parroquias tengan voz y tengan inversión. Queda muy bonito decir después de 4 años que vas a llevar proyectos, pero sin un concejal, sin partidas presupuestarias y solo visitándolas en campaña para pedir el voto… Creo que no se hacen así las cosas y por eso volcaremos a parte de nuestro equipo es el área… Así sí.
Crearemos una playa y una fachada marítima para que venga la gente. Y ampliaremos las plazas hoteleras para que se quede. Y terminaremos el paseo para que paseen. Y lo promocionaremos en cada rincón para que se enteren de que existimos. Otros prometen una piscina como antes prometieron un carril bici que no existe o eliminar un carril que tuvieron que dejarlo porque no lo quería nadie.
Creo que vamos a crear algo potente. Creo que es el momento de darle un cambio a esto. Creo que es ahora o nunca. Creo que nos merecemos crear una ciudad donde poder ir tranquilos por una calle limpia y donde los escaparates ofrezcan reclamos para entrar y no carteles de Se Vende. Lo creo y además creo que es posible. 

Creo (de creer y de crear)
Comentarios