miércoles 13.11.2019

El poder de la mentira

Podemos apoya una manifestación de cazadores, aparecen en España 2,4 millones de niños hambrientos, Sánchez es el Cid Campeador contra los separatistas y Tezanos es exhibido por TVE como un genio de la demoscopia. Es el circo electoral, señores. Las mentiras caen del cielo como una lluvia de estrellas y la berrea política llega a su apogeo y no dará tregua. La verdad y la razón serán acorraladas, pisoteadas y escarnecidas sin nadie que las defienda ni las esgrima siquiera. A alguno de los contendientes, de hecho, pillarle en una verdad es ya un imposible metafísico.

Pongamos que hablo del presidente del Gobierno. Por ello es muy posible que gane. Porque este es su terreno y tiene un buen director de escena. La propaganda es la fórmula, el engaño el método y el poder el objetivo. Lo único que importa.
Siempre hubo bastante de ello a lo largo del tiempo y de nuestra democracia, pero ahora hemos llegado a sobrepasar cualquier vergüenza. Como esgrimir uno de esos informes recurrentes a los que nadie se atreve a replicar porque te lapidan, aunque sea de una mendacidad y falsedad absoluta; ¿alguien de verdad puede creer que un 30% de los niños españoles están en tal riesgo? Pero el discurso de que esto es parejo a Sudán del Sur o a Somalia reaparece como un Guadiana a conveniencia. La mejor réplica la ha dado un famoso tuitero, alcalde de un pequeño pueblo turolense, “Pastrana”: “A ver si acaba pronto la campaña electoral para que los niños dejen de pasar hambre”.

Pero da igual el tamaño de la exageración si con ello se agitan lo ánimos y se exacerba el encono como se está haciendo para esparcir el discurso cada vez más hembrista que feminista del cada vez mas extremista 8 de marzo, donde se pregona la imagen de una mujer española por debajo en derechos y por encima en peligros que una afgana entre talibanes.

Hemos visto a lo largo de ocho meses como Sánchez era aupado al Gobierno por los separatistas y como una vez tras otra no solo cedía sino que humillaba a los españoles ante ellos, pero con un golpe de cintura, y porque a la fuerza ahorcan, se presenta como el abanderado de España. Que dejará de serlo en cuanto los votos le den para recorrer el camino, y a la misma celeridad, en contrario. Y vimos el domingo que los podemitas que quieren prohibir la caza, apoyar una manifestación del medio rural en su defensa. Quizás es que los jabalíes han dañado el césped del chalé de Pablo o que Irene ha caído de cual es su apellido.

Lo que importa son los altavoces. Y ya se han encargado de tenerlos a su disposición. Esa y no otra era la premura de lograr el control de RTVE como fuera, colocando como último remedio una comisaria política y una troika de “camaradas” para manipular a su antojo. Da igual que las audiencias huyan despavoridas, en febrero “logró” el share más bajo de su historia y sus informativos se ven superados ya hasta por la Sexta y de primeros han pasado a ser los últimos. Da lo mismo que el medio público quede convertido en un despojo. Con tal de que les sirva, igual da que da lo mismo. Alcanzado el poder con la mentira, luego ya instalados en él se convierte en el dogma de la verdad más verdadera. Con cambiarle de nombre será suficiente.

El poder de la mentira
Comentarios