sábado 04.04.2020

Una bendición que llega desde las alturas

cada uno se agarra a lo que puede para mantener la esperanza y, como toda ayuda es bienvenida, el párroco de la localidad cacereña de Arroyo de la Luz se ha subido al tejado de la iglesia para dar la bendición a sus feligreses. El sacerdote sigue con sus labores pastorales –misa a través de la radio y en las redes sociales– y había convocado a los vecinos para que saliesen a los balcones. No es la primera vez que oficia desde las alturas, pero el revuelo causado en esta ocasión le ha quitado las ganas de repetir. Le afean el atrevimiento por el riesgo de una caída fatal, especialmente con su edad, pero él aclara que antes que cura fue albañil y de subirse a los tejados sabe más que la mayoría. Por no hablar de otro tipo de protección.

Una bendición que llega desde las alturas
Comentarios