sábado 16/1/21

Un bocata de jamón y queso de lo más europeo

Al final, lo de Brexit va a tener más daños colaterales de los que todos nos pensábamos. Que se lo pregunten a ese camionero que al llegar a un puerto holandés procedente del Reino Unido fue preguntado por un agente de aduanas si llevaba jamón o queso en su bocadillo. Como todo buen camionero que se precie, el bocata de este pobre hombre estaba atiborrado de buen jamón y algo de queso y, acto seguido, el inspector se lo requisó y le recordó que está prohibido introducir en la Unión Europea alimentos de origen animal desde terceros países. Sin perder la sonrisa le espetó un “Bienvenido al Brexit, señor”. Y es de suponer que el camionero, resignado, paró en la primera gasolinera que encontró para comerse un bocata de jamón y queso europeo. Es lo que nos queda.

Comentarios