miércoles 28/10/20

El efecto salvador de una puerta giratoria

MENUDA diferencia entre un despacho en Red Eléctrica y el de director general de la Guardia Civil. Que se lo pregunten a Arsenio Fernández de Mesa, Cuco para los amigos –por cierto, debe ter unha chea deles, porque ha pasado por puestos de todas las administraciones–. De buena se ha salvado con eso de la corriente y los enchufes, pues en el instituto armado están los ánimos soliviantados, y con toda la razón. A una agente le bajó la regla de manera inesperada, se ausentó de su puesto durante diez minutos para ir al cuarto de baño a ponerse una compresa y su jefe, un riguroso teniente, quiere sancionarla con dos días de suspensión de empleo y sueldo, porque “al baño se va antes o después de la ronda de control, no durante”. Más que riguroso, parece un poco animal. ¡Viva Red Eléctrica!

Comentarios