domingo 12.07.2020

La necesidad de tocar las narices a cientos de ciudadanos

ES evidente. Nadie puede discutir que la implantación del transporte metropolitano en A Coruña ha sido todo un éxito. Los residentes en los municipios limítrofes ya pueden llegar hasta el centro de la ciudad sin necesidad de hacer transbordos y el miedo que daba el previsible caos que podría producir en el tráfico la entrada de estos autobuses se ha demostrado que era infundado. Por ello, la Xunta pretende que las últimas catorce líneas que quedan por comenzar a operar lo hagan lo antes posible. Sin embargo, el Ayuntamiento, siempre tan enemigo de dar su brazo a torcer, se mantiene en sus trece e impide que se adelanten los calendarios, aunque con ello beneficien a unos cuantos miles de ciudadanos. Ya se sabe que lo de Ferreiro y los suyos no es preocupase por el bienestar de las personas, lo que a ellos les importa es favorecer a los “abajofirmantes”. Y los coruñeses se preguntan la razón por la que meter todo el tráfico de los buses por la avenida do Porto mientras por los cantones solo circula un coche cada media hora y, como mucho, un par de taxis. Otro misterio FOTO: Usuarios del bus interurbano | aec

La necesidad de tocar las narices a cientos de ciudadanos
Comentarios