jueves 02.07.2020

El premio del chollito en una comisión parlamentaria

Yolanda “la Yoli” Díaz formaba una agarimosa pareja de hecho –de hecho político, ¡eh– con el ya octogenario Beiras –entonces aún no lo era– que cerraba todas sus comparecencias con un bico. Ella decidió romper la relación con el nacionalista del pelo crecho, porque quería conocer mundo y se marchó a Madrid. Allí encontró acomodo en el Congreso, pero no era completamente feliz, andaba un poco perdida hasta que se enganchó con Tone Gómez-Reino, el pijo coruñés que para intentar ocultar sus orígenes firmó a favor de la liberación del sanguinario De Juana Chaos. Ambos van del ganchete a todas partes, conspiran juntos, malmeten juntos, maquinan juntos, intrigan juntos... claro, otra cosa no saben hacer y son felices. Incluso ella sonó para ministra antes de que se esnafrase el proyecto de investidura. Perdida esa ilusión había que levantarles los ánimos y nada mejor que un buen puestecito en una comisión parlamentaria. Ella irá a la Constitucional y él será el portavoz podemita en la de Agricultura. No lo van a vacilar ni nada al grito de “Antón, o Fertimón”.

Comentarios