viernes 10.04.2020

Querer aparentar que se está cuando se es una sombra

es tiempo de unidad y de apoyo. De trabajar juntos contra la amenaza común, de ayudar al que lo necesita y de ser más comprensivos que nunca. Pero que no se confunda la buena voluntad con la falta de criterio. Una comparecencia del presidente del Gobierno de casi una hora y media sin contenido, con un discurso en el que se recurre a datos anecdóticos como el aumento del consumo de internet, es un intento muy pobre de pretender que parezca que se está presente. Liderar no es acaparar la pantalla con mensajes sentimentalistas, sino tomar decisiones y saber justificarlas. Conocer el problema, las medidas que se han adoptado o que se van a adoptar y ofrecer información clara y concisa. Que las preguntas de los medios de comunicación se filtren antes de llegar a Pedro Sánchez da una idea del escaso conocimiento que tiene el líder del Ejecutivo de lo que ocurre a su alrededor. La presencia –de la que, por cierto, queda poco– ya no es suficiente para dar seguridad. Hacen falta cimientos además de fachada. FOTO: Sánchez, durante su comparecencia | efe

Querer aparentar que se está cuando se es una sombra
Comentarios