lunes 26.08.2019

El rabudo hijo pequeño de Messi

La fe católica de Cristiano Ronaldo se tambaleó cuando hace un par de meses el papa Francisco confesó –él es el primero que debe dar ejemplo– que no cree que sea un sacrilegio llamar Dios a Messi. Semejante declaración puso al portugués al borde la apostasía. En cambio, quizá sí sean sacrilegio las blasfemias que se tienen que escuchar en casa del argentino por culpa de su hijo pequeño, Mateo. Al parecer, el pibe celebra los goles del Madrid como si fuese un ultra sur y llegó a decirle a su padre que era seguidor del Liverpool... Todavía es un cativiño, pero tiene más mala idea que un defensa central.

El rabudo hijo pequeño de Messi
Comentarios