sábado 06.06.2020

Un gran esfuerzo por los demás

hace unos días, en A Coruña se pudo ver un homenaje muy especial. Era el cumpleaños de Amancio Ortega, fundador de Inditex, y un grupo de ambulancias aparcaron ante la fachada de su casa, hicieron sonar las sirenas y sus ocupantes salieron de ellas para aplaudirle. Era un modo sincero y hermoso de reconocer el esfuerzo que, a través de su fundación, está realizando para que le llegue material sanitario a esas personas que a estas alturas todos consideramos nuestros héroes. Dicen quienes le conocen que Ortega no es hombre de homenajes, que lo suyo sigue siendo trabajar e intentar ayudar en lo que pueda. Más allá de que haya decidido blindar a todos y cada uno de sus trabajadores pese a la que está cayendo, a estas alturas, la Fundación Amancio Ortega ya ha realizado compras de material sanitario por valor de 63 millones de euros. Casi 1.500 respiradores, tres millones de mascarillas, un millón de tests de coronavirus y 450 camas hospitalarias. Y, casi lo más importante, poner la logística de su multinacional al servicio del país. No es de extrañar que ya hay quien pida, aunque por el momento sea de coña, que lo nombren presidente. Seguro que algo mejor nos iba a ir. 

Comentarios