sábado 04.07.2020

El proscrito

Amigos: “La vida no debe ser una novela que se nos impone, sino una novela que inventamos” (Friedrich H. Novalis). “Hasta que no has sido olvidado del todo, no habrás terminado con la tierra. ¡Morir no basta!” (Henri Mondor). “Se puede morir tranquilo si uno ha cumplido con su vocación, aunque tan solo fuera por un corto tiempo” (Akira Kurosawa).

Hace ya años, mi padre me dijo un día, “hijo, has de pensar que tu eres único e irremplazable, si hubiere dos, sería tu copia, tu eres el verdadero”. Me quedé estupefacto. Lo soltó así como quiere la cosa, él siguió a lo suyo, pero yo desde ese momento me dio un subidón, como aquel que dice, y fui inclinándome hacia pensamientos más filosóficos que marcaron el devenir de mi existencia. Después de los años de mucha lectura de autores consagrados en filosofía, yo solo se que nada se, de Platón sobre Sócrates, y es la absoluta realidad, si te metes en la profundidad del pensamiento filosófico, tan solo hay dos formas salir, o sabio o necio. Porque nosotros en mundo de los vivos, somos realmente los vivos o estamos en un mundo paralelo, en el cual los vivos son los otros, y nosotros tan solo unas sombras necias, que nos creemos los reyes de la cadena carnal. No tengo respuestas, tan solo preguntas y más preguntas, como todos los demás 

Si cada uno de vosotros amigos lectores, tan solo sois un número para el sistema establecido, un simple numero, que se borra de inmediato cuando ya no interesa, o con suerte te pones fuera del mismo,  entonces pasas a ser un rebelde y pobre diablo que molestas a los poderes establecidos. Un rebelde con causa, con mucha palabra, y poco o ninguna capacidad de acción contra un enemigo invisible que era tu propia gente y por una decisión propia o ajena te has pasado a la realidad sufriente. Doliente, viviente y real, tan real como ese enemigo invisible que no se ve pero que te aplasta sin compasión y ahí se ve que no es humano, es un ente que para los no pensadores de lo profundo, los superficiales, pasa inédito, desapercibido. Ese es el peor enemigo, el que no se ve cara a cara, el que no se muestra, pero los que entendemos, sabemos que esta ahí, en cualquier esquina, de cualquier suburbio, o cualquier barrio de este mundo de vivos, pero de almas muertas, que solo piensan lo que su amo quiere que piensen. Los de alma rebelde, son los verdaderos vivos, los que piensan en libertad son los auténticos, los que siguen los dictados del sistema, ¿de qué les vale estar vivos? Si no saben amar, ni reír ni llorar, no tienen sentimientos, y si los tienen son malignos porque así te lo mandan, son robots de carne y hueso que no distinguen el bien del mal, son buenos ciudadanos porque así se lo mandan. Hay que seguir las reglas establecidas por la maquinaria pesada del  gran poder mundial, (GPM), que todo lo sabe. Pues no, y no, cada uno toma sus decisiones y es consecuente con ellas. Un servidor no está de acuerdo para nada con esos, no estoy domesticado ni educado en ese orden. Primero es el ser humano con sus virtudes y defectos que son para corregir. Segundo, sigue siendo el ser humano con sus sentimientos pero suyos. Y tercero también, por las demás cualidades infinitas que puede dar si es libre de pensamiento y obra, un servidor estoy a caballo entre uno y otro, aunque la realidad es que pertenezco al batallón de los disconformes,  con la maquinaria, pesada del sistema, y me gusta más la libertad, desde aquel día que mi padre me dijo aquello de que era único. 

Después de dar tantas vueltas y al cabo de tantos años, me di cuenta que efectivamente era único, pero que era más o menos como los demás rebeldes con causa que pululamos por el mundo, pero con una diferencia con los no rebeldes, que pienso, luego existo como humano y no como ser de carne y hueso, pero con alma de gigabytes, al dictado de lo que le envíen por el circuito interno. Y no sabéis esos lo que os perdéis, esto es la vida, y eso es una esclavitud esperpéntica. Conocí a rebeldes de verdad y humanos de mentira. La opción siempre la tuve clara, desde aquel día. Qué razón tenia mi padre con pocas palabras y mi razonamiento, cambiaron el destino de mi vida. Siempre elegí los auténticos a simple vista, los de mentira los olía nada más se acercaran, mi convencimiento, mi avidez por saber más. Por conocer más del alma humana, y en vivo y en directo me hizo ver la gran mentira en la que estáis sumidos los humanos con alma de mega hertzios, el dinero es la gran mentira, que os convierte en criaturas no humanas, matáis al semejante, violáis, tan solo por placer de hacer daño, insultáis, blasfemáis, traicionáis sin pudor ni vergüenza, odiáis, envidiáis, engañáis, tan solo porque os lo mandan, no tendréis consuelo, y éste sistema ¿es bueno? Yo amo, lloro, río. Soy positivo, bailo, y me escojono de vosotros. Esto es bueno, sí, porque soy libre y vivo riéndome de vuestros circuitos que pronto serán renovados por otros aún peores, mientras eso ocurra, yo vivo de verdad y soy feliz como un proscrito más. 

Todo esto aquí revelado, puede ser verdad en cualquier momento y vosotros elegid. Yo desde luego me quedo como estoy, como un rebelde a cazar, pero libre hasta el fin. Un proscrito con alma. Un saludo amigos, Saúde e Terra.

Comentarios