sábado 17.08.2019

¿De Madrid al “trullo”?

Ya sé que es una exageración, pero se trata de llamar su atención, amigo lector.  Las noticias sobre los presidentes/presidentas de la Comunidad de Madrid. 
Desde que la memoria lo recuerde, unos están en el trullo y otros investigados, implicados, en delitos relacionados con la caja “B” del PP y, sus frutos: ir dopados a las consultas electorales. Prevaricación, falsedad documental, mentiras y lamentos…
La  señora Ayuso, según denuncian los medios, debe al ayuntamiento madrileño una pasta gansa en impuestos (5 años)  algo de lo que ese Ayuntamiento, administrado por el PP, ocultó esos datos por tratarse “de una sociedad privada”…
El problema es que Ciudadanos, que venía a regenerar la política, se ha puesto de perfil, mientras Vox –el tercero de los tenores de Colón– concede su voto a cambio a de aprobar una medida que vulnera al criterio de la ONU sobre los migrantes menores de edad, en esa deriva de llevar el país a la época de la Inquisición…
Por cierto, el Gobierno analiza la lista de las inmatriculaciones de la Iglesia que, gracias a una “gracieta” de Aznar, inscribió como propios treinta mil bienes: garajes, hoteles, plazas, fuentes y otros bienes de uso público (¿se acuerdan da carballeira de San Xusto?), pues aunque lo suyo (lo de la Iglesia) no es de este mundo, por si acaso hagamos inventario. 
El análisis del Gobierno ante tal disparate se hace a oscuras, no sea que Santiago matamoros cabalgue de nuevo o que la Virgen del Pilar devuelva el Fajín de Capitán General que le concedió el franquismo. Y para no aburrirnos el Gobierno en funciones nos trae otra broma (otra función graciosa) o un globo sonda: un pago simbólico en las autovías gratuitas para abaratar las otras ¿?, y de paso enviar al personal a las carreteras secundarias donde el ejecutivo no gasta ni un euros.
Y en medio de este barullo con  Sánchez está de vacaciones, su segundo –Abalos– saca la lengua a paseo e  Iglesias está “mudo, suenan las trompetas y Moncloa pide una reunión para un acuerdo programático mientras  los medios entrevistando a todos los que pillan –aunque sea en bañador– para descifrar todo gesto, grito o silencio. Aquí, no folgar de Breogan, Sanidade, leemos en  El Ideal, reitera su apuesta por los enfermeros, que vuelven a concentrarse para denunciar la precariedad y los Sindicatos insisten en la  “temporalidad” del sector. El caso ¿no?, es que no apuestan por los “doentes”  

¿De Madrid al “trullo”?
Comentarios