sábado 04.07.2020

Resistiremos

Resistiremos la verborrea de la ultra derecha pidiendo libertad de información cuando ellos tienen vetados a los periodistas que les cantan las cuarenta. Esa tropa que ha pedido por boca de Rocio de Meer diputada por Almeria que “es hora de recordar al ejército que la nación no es lo mismo que el Estado y que ellos juraron proteger España”. Otro 23-F. A su vez Raúl María, dirigente de ese grupo en la Rioja, pide que el “Rey y el ejército den un golpe de Estado. ¿Es tan difícil?, apostilla. Estos mensajes circulan por las redes.¿Actua la fiscalía?n¿Se puede pedir una rebelión armada? Esta tropa jura su inquebrantable apoyo a la monarquía. ¿A todas? ¿A Fernando VII, el rey felón, que se cargó la Constitución en Cádiz o al Borbón investigado por sus turbias relaciones económicas y amorosas ?. Resistiremos a estos patriotas de pacotilla que se preocupan más de los muertos que de los vivos. ¿En ellos está el futuro de España? Estos preocupados por los muertos que no han podido ser despedidos por culpa de la pandemia y se mofan de los muertos que aún están en las cunetas después del golpe de Estado de sus ídolos franquistas.

Resistiremos el cinismo de la otra derecha que desde sus recodadas proclamas –cuanto peor mejor para nosotros, dijo Rajoy; que se hunda España, nosotros la levantaremos, que escupió Montor –se atreve a pedir la verdad, cuando su historia es una continua mentira: “los hilitos” del Prestige, los bulos después de la matanza de Atocha, su defensa de las armas de destrucción masiva.

Resistiremos las opiniones de la jerarquía católica que, una vez más alineada con la derecha, critica la ayuda vita pues ¿?l convierte a sus destinatarios en vagos. ¿Y la ayuda que reciben ellos cada año, más la fortuna conseguida con la apropiación de fincas y otros bienes - inmatriculaciones bajo la firma de Aznar. Preferimos las declaraciones del obispo brasileño Helder Cámara que declaró “si cuido de los pobres soy un santo y si pregunto por las causas de su pobreza me llaman comunista. 

Resistiremos a todos los que inoculan el virus de la mentira, del dolor, de la miseria. Son muchos pero no vencerán. Y lo saben. No solo nos robaron el mes de abril, también parte de marzo y cerca de cien noches de confinamiento. Y seguimos aguantando sin perder nuestro juicio ni nuestra memoria. Ánimo que nos queda un día menos.

Comentarios