martes 15.10.2019

Otra vez la misma película

Muchos seguidores del Deportivo coinciden conmigo al analizar el  desparrame del equipo coruñés en Lugo. Al final, la misma película de siempre, el mismo guión, el mismo final y los mismos protagonistas. Observo que la tristeza merodea por Riazor ante la tempestad  que se avecina. Es igual que en el banquillo esté uno u otro entrenador. Es como ver repetidamente la serie Canción triste de Hill Street. Ahí no había química. Tampoco creatividad aunque la realidad es que tenía mucha calidad y verla una y otra vez era como sacarse un posgrado. Ocurre algo similar en este Deportivo. Jugamos muy bien, pero perdemos como siempre. Hay calidad futbolística pero no se demuestra con resultados. 

Y lo peor es que no veo síntomas de que esta crisis se pueda remediar a falta de tres jornadas con dos partidos en Riazor (Mallorca y Córdoba) y el otro en Elche para cerrar un campeonato caótico que puede traer consigo un año más en Segunda. Sería terrible para el club y para una afición muy castigada que sigue dando muestras de un envidiable cariño a sus colores.

Tampoco voy a mostrar mi decepción en una sola persona, porque esta situación corresponde al club en conjunto. Desde el presidente, al que muchos tachan de incompetente en la faceta deportiva, a una plantilla que no sabe cómo reaccionar. El Dépor atraviesa una gran división de su historia. Cada vez me siento más deprimido con lo que estamos viendo. 

Miles de personas parecen haber olvidado qué fuimos y qué debíamos ser. Cuál sería nuestro papel en este mundo tan extraño y limitado que es el fútbol. Creo que estamos perdiendo el crédito y el respeto por el club a pasos agigantados. Pese a todo, aún estamos a tiempo de revertir los daños y las tardes borrascosas que vivimos. Tampoco me conformo con la frase tan manida: “Es lo que hay” No. Siempre quiero más. Esta es mi reflexión. O como el aficionado que no aguanta más y considera que ante el Mallorca cree que es mejor irse a dormir y no esperar algo que, supuestamente, no será agradable. ¿Tendrá razón?

Otra vez la misma película
Comentarios