La actriz Úrsula Corberó asegura que Mario Casas es “divino”

|

 

Úrsula Corberó protagoniza la campaña de la nueva colección de Springfield con Mario Casas, a quién conoce desde que son pequeños: "somos colegas, él es divino". Para la campaña ha posado de lo más sexy, aunque reconoce que ella se ve a sí misma como un poco marimacho.
Hace unas semanas se fue con su amiga Silvia Alonso a Cuba de vacaciones, donde reconoce habérselo pasado muy bien divinamente. Sin embargo, al volver dijo en El Hormiguero que los cubanos eran un poco pesados, algo que ha querido aclarar: "Sin querer me vengo arriba y la gente me malinterpreta. Los cubanos son divinos pero es verdad que es una cultura totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados, aquí vas por la calle y no te paran cada metro. A eso me refería, que la gente está acostumbrado a decirles cosas a las mujeres todo el rato y es una cultura a la que te tienes que adaptar, pero siento si se ofendió la gente cubana, nada más lejos de la realidad".
Después de pasar unos días con su amiga, quiere hacer balanza para que el próximo viaje sea con su novio, el también actor Chino Darín, que dijo que nunca se volvería a enamorar de una actriz, algo que le ha querido replicar Úrsula: "Nunca digas de esta agua no beberé amigo". La actriz ha reconocido estar muy feliz, aunque no esperaba enamorarse de un compañero: "Él es divino, no me había pasado nunca, de repente es como todo muy raro, estar trabajando y que surja el amor así, pero hay cosas que son inevitables, suceden y pasan y hay que tratarlas con naturalidad. Estoy muy contenta, ¿se me nota?".
CHANCE (CH): ¿Cómo ha sido trabajar para esta campaña?
ÚRSULA CORBERÓ (UC): Muy guay, me ha hecho especial ilusión trabajar con Mario porque nos conocemos de pequeños, me hacía mucha ilusión coincidir con él y encima en el sur.
CH: ¿Cómo ha sido la experiencia? ¿Qué es lo que más y menos costó?
UC: Fue un rodaje intenso porque estábamos haciendo la campaña y el rodaje a la vez, había muchísima gente, nos cuidaron muy bien.
CH: Como unas vacaciones.
UC: Tanto como eso no, pero nos han cuidado muy bien y lo hemos pasado muy bien, con Mario nos hemos reído lo que no está escrito.
CH: ¿Cómo es Mario?
UC: Es divino, le conozco desde que somos dos pipiolos, yo tendría 6 años y el 8, somos colegas, él es divino.
CH: Tú ya tienes tablas en esto de la moda, ¿cómo es?
UC: Me gusta mucho, que me den una cámara y me vengo arriba. Si hay que posar es mejor tomárselo bien, hay que quererse.
CH: ¿Qué me puedes decir de Springfield y esta nueva campaña?
UC: No lo conocía mucho y me he dado cuenta de que realmente han acertado cogiéndome de imagen porque he visto cosas muy guays
CH: ¿Cómo eres a la hora de vestir?
UC: Voy por épocas, llevo una época bastante sencillita. Priorizo la comodidad, los tacones para los photocalls, antes llevaba mucho tacón pero con el trabajo llega un momento que decides renunciar a los tacones y me estoy haciendo con ello. Ahora me duelen los pies cuando voy plana.
CH: ¿Eres de falda o pantalón?
UC: Faldas de día a día no, soy de jeans. En invierno no me separo del pantalón de cuero y en verano de short.
CH: ¿Te dejas aconsejar?
UC: Sí, pero soy de ideas fijas
CH: ¿Vas de compras sola?
UC: Uy mejor que vaya sola, nadie me soporta de compras. Más que nada porque cuando voy de compras, que voy poco, tengo que priorizar.
CH: ¿Y ser una de las actrices más sexys de España?
UC: ¿Sexy? Que va, si yo soy un marimacho. Cuando toca ser sexy sí, muchas veces me siento sexy, creo que todas las mujeres debemos sentirnos así en algún momento pero en mi día a día no lo soy. Soy muy dicharachera y me gusta mucho reírme y hacer bromas, soy mucho de cachondeo
CH: ¿Cómo lo has pasado en La Habana?
UC: Increíble, ha sido un viajazo. Estuvimos diez días, yo tenía muchas ganas de ir a Cuba. Fue de repente, se lo dije a Silvia de repente y nos fuimos a Cuba. Ha sido un viaje de esos que se te quedan.
CH: ¿Por qué dices que los cubanos son un poco pesados?
UC: Sin querer me vengo arriba y la gente me malinterpreta. Los cubanos son divinos pero es verdad que es una cultura totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados, aquí vas por la calle y no te paran cada metro. A eso me refería, que la gente está acostumbrado a decirles cosas a las mujeres todo el rato y es una cultura a la que te tienes que adaptar. Y cuando llevas diez días con una amiga que somos las dos muy monas pues se triplica la cosa. Además allí veían Física o Química, están todas locas con Mario Casas. Dije que eran un poco pesados porque realmente es algo a lo que no estás acostumbrada, pero siento si se ofendió la gente cubana, nada más lejos de la realidad, me lo he pasado increíble, me he llevado unos recuerdos maravillosos, estoy enamorada de todas las casas a las que he ido, que eran casas de cubanos, no hemos estado en hoteles.
CH: Las fotos eran muy chulas.
UC: Eran increíbles, y la gente era increíble. Pero a veces las cosas son así, pero no pasa nada.
CH: Allí has celebrado 700.000 seguidores.
UC: Sí.
CH: Paco León se desnudó.
UC: Solo faltaba ya, imagínate.
CH: ¿Cómo llevas tener a tantos seguidores?
UC: No lo pienso. Como ha sido algo gradual, llega un momento que veo 700k y pienso que son 700.
CH: ¿Para el millón vas a hacer algo especial?
UC: Algo tendré que hacer seguro, ya se me ocurrirá algo.
CH: La Embajada ha sido uno de los mejore estrenos.
UC: Ha sido increíble, yo estaba muy nerviosa, estaba en el Hormiguero, por eso a veces dices cosas que están un poco fuera de lugar. Estaba atacada, porque llevábamos muchos meses trabajando muy duro y haciendo algo que creo que rompe un poco con lo que hemos hecho hasta el momento aquí en España. Es político, que está al alcance de todos, es un tema muy actual y nos lo hemos currado mogollón. Yo empecé y sigo con muchas ganas y mucho cariño. Llevaba dos años haciendo comedia y quieras que no me apetecía hacer algo diferente, ya no solo un cambio de registro, de alejarme un poco de la comedia, y eso que la comedia me encanta y me lo paso teta, pero cuando llevas dos años* Me apetecía alejarme un poco de la comedia durante un tiempo simplemente para demostrarme a mí misma que no se me ha olvidado lo de interpretar el drama, estaba esperando justo que me llegara este proyecto, es un bombonazo de personaje el que me ha tocado. Yo empecé a rodar por el tercer capítulo que es cuando ya me han metido en la cárcel y mi primer día de rodaje ya pensé que si podía con eso, lo demás sería moco de pavo. Al día siguiente del estreno estábamos en el rodaje a las 8 de la mañana y cuando nos lo dijeron nos abrazamos un montón.
CH: O sea que estás ahora metida en el rodaje de La Embajada.
UC: Sí.
CH: ¿Hasta cuándo?
UC: No lo sé, hemos hecho un parón del mes.
CH: ¿Cómo te planteas el verano?
UC: No me lo planteo, me planteo el rodaje de mañana. No sé si van a salir más cosas o si voy a poder irme a la playa o me va a salir algo fuera.
CH: Pero esta vez sí que lo planeas con tu chico, no con una amiga.
UC: Hay que saber hacer un poco de balanza, eso es lo más sano, saber hacer vida en pareja y vida social.
CH: ¿Cómo te sentiste cuando dijo Chino que no se iba a volver a enamorar de una actriz y de repente ras?
UC: ¿Quién dijo eso?
CH: Tu chico
UC: ¿Chino? Nunca digas de esta agua no beberé amigo.
CH: ¿Qué tiene que tener Úrsula para que de repente le rompa todos los esquemas al chico?
UC: Eso no te lo puedo decir yo porque quedaría como una engreída
CH: ¿Él qué tiene?
UC: Él es divino, no me había pasado nunca, de repente es como todo muy raro, estar trabajando y que surja el amor así, pero hay cosas que son inevitables, suceden y pasan y hay que tratarlas con naturalidad.
CH: Lo malo es el trabajo juntos, que el día que te peleas y esas cosas...
UC: De momento no me ha pasado, pero hay que apechugar para lo bueno y para lo malo.
CH: ¿Estás feliz?
UC: Estoy muy contenta, ¿se me nota?

 

La actriz Úrsula Corberó asegura que Mario Casas es “divino”