CAMBADOS - Los mercados de la UE, “los mejores” para iniciarse en el reto de la exportación de vino

Diario de Arousa-2014-04-15-011-611e20d5
|

El Consejo Regulador de la DO Rías Baixas celebró ayer la jornada del programa “Cómo internacionalizar mi bodega”, en la que pequeños y medianos bodegueros interesados en aumentar sus exportaciones o sumergirse en la venta exterior, evaluaron sus posibilidades con un experto, quien les recomendó intentarlo en países emergentes, no tan saturados como Estados Unidos, principal comprador extranjero de vinos de la denominación.
Fuentes de la entidad explicaron que estas jornadas teórico-prácticas se han organizado para reflexionar sobre si las firmas están preparadas para asumir el reto de la internacionalización, viendo si disponen de los requisitos necesarios de la mano del profesor y doctor en dirección de empresas, licenciado en Ciencias Empresariales y Máster en comercio exterior, Pablo Gómez.
El experto explicó que “lo que más preocupa a las bodegas es los trámites a nivel administrativo o burocrático de las exportaciones, o sea, cuestiones como las facturas, aduanas, impuestos, logística...”.
Durante la charla, ante aproximadamente una docena de bodegueros, también se abordaron los mejores destinos para exportar o los más fáciles. A este respecto, desde la DO indicaron que, si bien es cierto que Estados Unidos, Reino Unido y Alemania son los principales, esto los convierte en mercados que “pueden estar saturados porque poseen una gran oferta de vinos de esta denominación”.
De hecho, la recomendación realizada a los presentes fue que apuesten por destinos emergentes, no tan saturados. Así se les habló de Holanda, Bélgica o Suiza, con menos competencia. “Además, hay que tener en cuenta que es más sencillo exportar a la Unión Europea para las pequeñas porque no tienen trámites aduaneros, no se necesitan certificaciones especiales”, explicó Gómez. También las empresas se interesaron por otros como los países nórdicos, a los que el doctor les indicó que “rigen los monopolios así que hay que trabajar con un horizonte de venta a largo plazo”.
En cuanto a las asistentes que ya exportan sus productos, aunque en pequeño porcentaje, se les indicó que el proceso les será más sencillo porque la primera fase, la administrativa ,ya está superada. “La segunda ya es cuestión de ir rompiendo las barreras de los países elegidos y buscar la estrategia más comercial. La forma más habitual de entrar es a través de un importador o distribuidor en el país”, añadió Gómez. n

CAMBADOS - Los mercados de la UE, “los mejores” para iniciarse en el reto de la exportación de vino