Rianxo trata de salvar toneladas de berberecho tras la bajada de salinidad

Estampa que se encontraron las mariscadoras de Rianxo en la playa de Tanxil | facebook

Hasta cuatro camiones cargados de berberecho cargaron las mariscadoras de a pie de Rianxo en la playa de Tanxil durante la mañana de ayer. La estampa que se encontraron cuando fueron a realizar las tareas de removido de terreno fue bastante poco alentadora, pero el patrón, Miguel Iglesias, señalan que “a esperanza é o último que se perde”.


Ahora tratan de salvar un producto que también se vio afectado en otras zonas del municipio, como As Cunchas o A Torre. La baja salinidad es el principal problema que afecta al marisco, y que se suma a otros como las lluvias o los temporales. “O vento nesta zona da de cheo”, reconoce el patrón.


El marisco retirado de la playa se encontraba a mitad de talla y la intención es salvarlo de nuevos problemas. Lo cierto es que los patrones llevan tiempo advirtiendo de la bajada de salinidad.


Un seguro de daños

En este sentido, desde Carril, José Luis Villanueva señala que vienen observando una bajada de los índices sobre todo durante el fin de semana. “Se o normal son 33 por mil estamos atopándonos con valores de 17, 15, 12 ou incluso 7, que se rexistrou hai uns días”, explica el patrón carrilexo. Estos episodios de bajada de salinidad, relata el responsable de la Cofradía de Pescadores Santiago Apóstol de Carril, coinciden en el tiempo con una mayor turbidez del agua y, en ocasiones, con la subida del río. Precisamente hacia el Ulla miran con preocupación los patrones. “Non se pode acusar a ninguén se probas, pero non hai nada máis alá no curso fluvial”, señala Villanueva en referencia a los embalses existentes en el Ulla, no solo al de Portodomouros. El patrón carrilexo es partidario de abordar, en una mesa con Augas de Galicia y la empresa que gestiona las presas, una especie de seguro de daños. 

Rianxo trata de salvar toneladas de berberecho tras la bajada de salinidad

Te puede interesar