La Mancomunidade aumentó en 2020 un 18 % su ejecución de presupuesto pese a la pandemia

La presidenta y el gerente de la entidad supramunicipal hicieron ayer balance de la anualidad finalizada | gonzalo salgado
|

“Un buen año de ejecución material, a pesar de la pandemia”. El gerente de la Mancomunidade, Ramón Guinarte, y la presidenta de la entidad supramunicipal, Marta Giráldez, comparecieron ayer para hacer balance de la actividad del ente en 2020.


“A nivel de objetivos, conseguimos la totalidad de los proyectos tramitados”, “manteniendo los principales proyectos, tramitando otros nuevos, creando servicios como el de orientación a concellos e incrementando el resto” y, en suma, aumentando “un 18 % la ejecución de presupuesto con respecto a 2019”, resumían desde la institución.


Cinco grandes ámbitos

La actividad mancomunada se centró en cinco grandes bloques: Formación y empleo, servicios básicos, servicios sociales, promoción turística así como inversiones, obras e infraestructuras.

En el primero, formación y empleo, destacaron los talleres de hostelería, de turismo, el “Emprega Salnés”, así como 26 cursos en diferentes disciplinas, alcanzando 89 contratos para los 100 participantes y gestionando 1.870 ofertas laborales. Hubo además convencios para prácticas con empresas y el nuevo servicio de orientación laboral para Ribadumia, Meis y A Illa, entre otros proyectos.


En servicios básicos, se siguió operando con el amplio parque de maquinaria comarcal, en todos los concellos, además del equipo de lucha contra la velutina. A ello hay que sumar el servicio de agua potable. En servicios sociales se mantiene toda la actividad del CIM, mientras que en turismo se sigue profundizando con múltiples acciones, incluida la plataforma de comercialización “Salnés Click”, caminos xacobeos, nuevas tecnologías y el convenio con la Xunta.


Finalmente, en el área de inversiones directas se movilizaron más de 1,4 millones de euros para el proyecto “Sanxenxo e o Grove polos turísticos intelixentes” y más de 660.000 euros para la mejora de la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP), en varios proyectos, incluida la compra de un terreno. 

La Mancomunidade aumentó en 2020 un 18 % su ejecución de presupuesto pese a la pandemia