El Xuven recibe al potente y enrachado filial del Baskonia

diario de arousa-2018-03-03-040-e85263a6-p
|

O Pombal acoge esta tarde un partido sumamente atractivo. El Xuven recibe al filial del Baskonia, el equipo más en forma de la categoría que ha ganado sus últimos cinco partidos de liga y cuenta con un arsenal de jóvenes talentos escogidos de diferentes países. Ambos equipos están empatados a nueve victorias, por lo que el ganador dará un paso importante hacia la permanencia.
El jueves por la noche llegó a Cambados el serbio Milos Andrejevic, que tendrá que esperar para debutar. Chiqui Barros explica que “apenas entrenó con nosotros y no va a jugar esta semana aunque pueda estar en el banquillo”.
Con la inyección anímica que supuso el triunfo el viernes en Pamplona, el Xuven ha preparado el duelo “muy bien, en la misma línea de las últimas semanas”, comenta el entrenador ferrolano. Will Saunders llegó el martes, aunque arrastra molestias en sus rodillas reaparecerá esta tarde con el equipo. “Creo que hemos preparado bien el partido y vamos a jugar ante la mejor plantilla de la liga tras Granada y Alicante”.
El filial vitoriano es un auténtico equipazo, plagado de jugadores jóvenes que son proyectos ACB. No ha dejado de reforzarse a medida que avanzó la temporada. Sobre todo con la llegada hace unos meses del norteamericano Williams y de Bordignon mejoró ostensiblemente su juego interior, permitiendo a jugadores como Miguel González o el letón Kristaps Gluditis, máximo anotador del equipo, jugar en el perímetro y rendir a gran nivel.
Esta semana sin embargo sufrió un inesperado contratiempo con la grave lesión del propio pívot italiano Daniel Bordignon (10 puntos y 9 rebotes de media), que estará al menos seis meses de baja tras sufrir una rotura del ligamento cruzado de su rodilla izquierda en un entrenamiento. Pese a ello, el potencial del Baskonia sigue siendo enorme. “Han fichado todo el talento que han querido. ¿Jóvenes? Nosotros también jugamos con gente muy joven y además nacional”, dice Barros. “Ellos juegan muy buen baloncesto y tienen un gran físico y sus últimas victorias son de 17 o 18 puntos de ventaja de media”.
Barros explica que el planteamiento de los suyos “será distinto al de Navarra”, si bien da algunas claves para tener opciones de volver a ganar en O Pombal tras las últimas cuatro derrotas ante su afición. “Hay que defender bien, estar bien en la transiciones ataque defensa y defensa ataque y también es clave la batalla del rebote, el acierto no lo podemos controlar”.
Chiqui Barros está convencido de que el Xuven “se va a salvar sí o sí” y califica este duelo de “importantísimo, es el más difícil de todos los que nos quedan en casa”. Sus sensaciones son muy buenas “porque veo al equipo muy seguro”.

El Xuven recibe al potente y enrachado filial del Baskonia