A POBRA - Viaqua dejará a final de año la piscina, para la que se busca una salida

Diario de Arousa-2016-05-26-016-e960ac01
|

La actual concesionaria de la piscina cilmatizada municipal de A Pobra, Viaqua, le ha comunicado al Concello su intención de dejar de prestar ese servicio cuando está a punto de que llegue el 30 de junio, fecha en la que concluye el actual contrato, sin tener la más mínima intención de continuar. El alcalde, Xosé Lois Piñeiro, indicó que han logrado convencer a esa empresa para que siga hasta finalizar el 2016 y así disponer de tiempo para tomar una decisión sobre la forma de gestión de esa instalación. El primer edil apuntó que las opciones que barajan pasan por municipalizar el servicio, llevarlo a través de una prestación social o mantener el sistema de concesión. 
A la espera de tomar una decisión al respecto, el Ejecutivo pobrense está llevando a cabo otros pasos que pasan por la instalación de un sistema de calderas de biomasa, manteniendo también la actual de gasóleo, pero con la pretensión de reducir el mayor gasto de la piscina, que es el agua caliente, y que supondría un ahorro de unos 50.000 euros en una década. Ya contactó con el Instituto Energético de Galicia (Inega) para obtener una subvención vinculada con esa apuesta por ese tipo de energía, pero también lo hizo con la Consellería de Educación para firmar un convenio por 10 años para que aporte otros 80.000 euros de los 173.000 necesarios para esa caldera, a cambio de que el Concello asuma el gasto del colegio Salustiano Rey Eiras en consumo energético, de 8.000 euros al año.

A POBRA - Viaqua dejará a final de año la piscina, para la que se busca una salida