La abstención de PP, Boiro Novo y Cs tumba el convenio con Ribeira para recoger perros abandonados

El pleno se celebró por vía telemática debido a la situación derivada de la pandemia
|

El Ejecutivo local boirense volvió a llevar al pleno de la corporación municipal el convenio por 24.000 euros al año con el Concello de Ribeira para la recogida de animales en su perrera, y que en una anterior sesión se retiró del orden del día ya que se detectó un error de cálculo, aunque la portavoz del BNG, Raquel Suárez, no apreció cambios. Para sacarlo adelante precisaba de mayoría absoluta, que no logró por la abstención de los 9 ediles del PP, Boiro Novo y Ciudadanos (Cs), frente a los 8 a favor de PSOE, BNG e ICBoiro. El portavoz socialista, Luis Ruiz, defendió que era la mejor opción que tenían, aunque reconoció que todo es mejorable, e incluso que era la más barata, pues precisó que a los planteamientos de otros grupos hay que añadir los gastos que suponen la necesidad de instalaciones adecuadas, mantenerlas y tener personal formado. 

La más crítica con la propuesta del Gobierno local fue Dores Torrado, que le recriminó que no se tuviera en cuenta la opinión de quienes apoyaron la investidura del alcalde para consensuar el documento, y por considerar que las políticas sobre protección y bienestar animal y la concienciación ciudadana deben hacerse desde el ámbito local para que sean más eficaces y evitar el abandono de animales. La portavoz de Boiro Novo indicó que lo que propuso el equipo de gobierno es más costoso que la gestión que hace A Pobra, que gastó 15.454 euros en la recogida de 180 animales en 2019, mientras que el modelo planteado supondría para las arcas municipales boirenses un desembolso estimado, teniendo en cuenta que en ese año se recogieron 74 animales, de 55.000 euros, incluyendo el traslado hasta Ribeira.

El PP planteó propuestas como usar los 6 caniles de que se dispone en la base de Protección Civil o construir una perrera, con amortización de costes, y que su gestión podría ser más barata con ayuda de asociaciones. Su líder, Juan José Dieste, no se mostró contrario a comarcalizar o mancomunar servicios como con Barbanza Arousa, pero que lo que les proponen no les gusta. El portavoz de Cs, Carlos Muñiz, que recriminó la infrautilización de la mancomunidad por autolimitarse al desarrollo turístico, manifestó que mancomunar una perrera que esté a la altura de lo que se requiere en cuanto a concienciación, bienestar animal y sacrificio 0 será un claro ejemplo para ahorrar costes. Y dijo que la propuesta del PSOE sólo busca una salida rápida ante una imposición legal.

La abstención de PP, Boiro Novo y Cs tumba el convenio con Ribeira para recoger perros abandonados