Actemsa despide el año alcanzando, junto con su filial brasileña, los 400 empleos

P42 F2
|

La plantilla de Actemsa celebró su tradicional almuerzo de Navidad en las instalaciones de la firma en el polígono de A Tomada, al que no faltó el presidente y fundador, Severino Escurís Batalla. Y lo hizo con la convicción de que es una de las empresas motor de O Barbanza y que logrará cerrar 2017 con un balance de crecimiento sostenido, “un año en el que además ha firmado una pionera alianza estratégica internacional por la pesca sostenible a través de la cual abastecerá a los líderes mundiales en el sector conservero, entre ellos la gallega Jealsa Rianxeira, la tailandesa Thai Union y la italoportuguesa Gencoal”, señalan desde la compañía pobrense.

Según explicó José Luis Escurís, director ejecutivo de la Actemsa, “nos comprometemos, de la mano de nuestra filial brasileña Leal Santos, a garantizar la mejora de las pesquerías de atún en el sur de este país gracias al acuerdo que firmamos en octubre con WWF, organización ecologista referencia mundial en conservación oceánica. Así garantizamos el abastecimiento de pesca sostenible a las principales conserveras del mundo”. De esta manera, considera que la empresa garantiza que todo el atún capturado por su filial en Brasil es capturado con caña, con prácticas sostenibles y artesanales. El Grupo Actemsa-Leal Santos sustenta esta actividad en una plantilla de 400 trabajadores en Galicia y Brasil, además de generar un importante volumen de empleo indirecto.

Actemsa importa pescado de las tres grandes áreas pesqueras mundiales de atún: Latinoamérica, África y Asia. La firma sirve a las principales empresas transformadoras españolas y portuguesas y de otros países de la UE. Aunque opera globalmente, destaca sobre todo su compromiso con Galicia y la comarca barbanzana. “Actemsa no se entiende sin A Pobra, porque somos una de las empresas de referencia en nuestro entorno. Somos una empresa familiar y, a pesar de nuestra vocación internacional, estamos comprometidos con nuestras raíces”, concluyó José Luis Escurís.

Actemsa despide el año alcanzando, junto con su filial brasileña, los 400 empleos