BOIRO - Un septuagenario crucense es el primer muerto del presente año en accidente de tráfico

Una dotación de Bomberos de Boiro, el 061, Protección Civil, Guardia Civil y Policía Local acudieron al atropello | CHECHU RÍO
|

Manuel Muñiz Saborido, de 79 años y vecino de A Pesqueira-Cabo de Cruz, se convirtió en la primera víctima mortal en accidente de tráfico registrada este año en O Barbanza. Este boirense falleció poco antes de la medianoche del viernes al sábado en el Hospital do Barbanza como consecuencia de las graves lesiones que sufrió en un atropello registrado horas antes en Cabo de Cruz, a escasos 40 metros de su domicilio. El septuagenario fuera trasladado en una ambulancia asistencial de Urxencias Sanitarias de Galicia-061 hasta el complejo asistencial ubicado en la parroquia riveirense de Oleiros, después de ser arrollado por un Ford Focus, conducido por H.P.R., de unos 30 años y vecina de Boiro. Los hechos ocurrieron cuando el peatón atravesaba la calzada a la altura del mesón O Mareiro y la parada de autobuses, al parecer, para ir a buscar el paraguas que le había quedado olvidado en un establecimiento hostelero, pero lo hizo por un lugar que no está señalizado con paso de peatones, aunque si es cierto que hay uno a aproximadamente 20 metros y hay otro está algo más separado.

Desde el Centro de Coordinación de Emerxencias 112 Galicia indicaron que a las cinco y media de la tarde recibieron un aviso sobre dicho accidente por parte del 061, que ya había desplazado hasta el lugar una ambulancia. Fu entonces cuando también se movilizó a las dotaciones de la Policía Local boirense, que se encarga de instruir el atestado, personal del servicio municipal de emergencias, Guardia Civil y Bomberos del parque comarcal de Boiro. Aunque al hospital comarcal llegó con vida, el hombre presentaba politraumatismos y, según algún testigo, estaba inconsciente, y pese a todos los intentos por salvarle la vida resultaron infructuosos y acabó falleciendo.

De hecho, poco antes se activará una UVI Móvil de Ambuibérica, pues se preparaba su traslado del hospital barbanzano al Clínico de Santiago, pero ya no se llegó a realizar dicho traslado. Eso si, los restos mortales de Manuel Muñiz Saborido fueron llevados en un vehículo de la funeraria Pompas Fúnebres del Noroeste hasta el Hospital Provincial de Conxo para practicarle la autopsia, en la que se determinarán las causas del fallecimiento de este crucense. El fatídico suceso generó una gran conmoción en la localidad, pues era una persona sociable y muy querida. Quienes lo conocieron recordaban ayer que pese a que nació en Boiro, pasó una larga temporada en Santander, en donde se casó y que regresó a su pueblo natal tras separarse.

ENTIERRO Y FUNERAL
Los restos mortales del crucense Manuel Muñiz Saborido son velados desde primera hora de la tarde de ayer en el tanatorio Santa Eulalia, de Boiro. Está previsto que salgan desde allí a las 15.45 horas con dirección a la iglesia parroquial de Santa María do Castro, en donde se celebrará un oficio fúnebre y, después, se procederá a la inhumación del cadáver en el cementerio parroquial. Para la asistencia al entierro de esta tarde habrá servicio de autobuses con salida de un autocar a las tres de la tarde de Cabo de Cruz (Campo)y que pasará por Cariño, O Saltiño, Barraña, Boiro (Concello) y, tanatorio, Iglesia de Santa María do Castro y regreso. El funeral se celebrará mañana a las seis de la tarde.

BOIRO - Un septuagenario crucense es el primer muerto del presente año en accidente de tráfico