La aparición del DNI de Diana Quer en un bolso en su casa refuerza la teoría de que no se fue por voluntad propia

La vidente se giró para dirigirle unas palabras a Valeria, hermana de la desaparecida Diana Quer CHECHU RÍO
|

Después de que en los últimos días cobrase fuerza la línea de investigación de una posible retención violenta de la joven madrileña Diana Quer como causa de su desaparición en la madrugada del pasado lunes, 22 de agosto, en A Pobra, ayer por la mañana su padre, Juan Carlos, ofreció un dato que vendría a reforzar esa hipótesis. Se trata de la localización del carné de identidad de la muchacha de 18 años dentro de un bolso que había en su habitación de la casa de veraneo en el lugar de Cabío-O Xobre. Lo que extraña es que este hallazgo se produzca una semana después de la desaparición de la joven y cuando los investigadores ya realizaron inspecciones en ese dormitorio.
Por su parte, sus padres ya habían indicado hace unos días que su hija no llevaba tarjetas de crédito en la noche de las fiestas del Carme dos Pincheiros en que se le perdió la pista y que sólo llevaba 20 euros en el bolsillo. Su progenitor manifestó que si Diana hubiera querido marcharse voluntariamente llevaría dinero, la documentación y una bolsa con ropa, algo que no ocurre con ella, e insistió en el mensaje que le transmitió estos días: “Fuerza, que tu puedes”, y agregó que “te vamos a ayudar”.
Ello se ve reforzado también por la prueba de peso que para los investigadores supone el testimonio de una muchacha de 17 años que vive en A Pobra y que declaró que tres horas antes de la desaparición de Diana Quer, a la que conoció unos días antes, fue víctima de acoso sexual y de amenazas de muerte por parte de un individuo de 35 años, alto, moreno y con un tatuaje en un hombro que la llegó a agarrar con violencia de un brazo para que accediera a sus deseos, pero del que pudo soltarse y escapar. De hecho, la Policía Judicial de la Guardia Civil está sobre la pista de ese individuo, así como los otros dos que le acompañaban en el episodio descrito por la menor de edad, y que se dedican al montaje de una atracción de feria. Los tres están siendo investigados por su presunta implicación en la desaparición de la adolescente madrileña, aunque al cierre de esta edición se desconocía si había algún avance.
Otro asunto en el que sigue trabajando la Benemérita es en la localización de Diana Quer. Uno de los puntos en los que se está desarrollando una búsqueda es en A Curota, con un recorrido por pistas y caminos. Ayer por la mañana se incorporó a esas labores un helicóptero del instituto armado, pero no halló nada. Del mismo modo, aprovechando la bonanza meteorológica de la jornada festiva de ayer fueron muchos los amantes de los deportes de la naturaleza, como la práctica del mountain bike o senderismo, y otras muchas personas que se acercaron a esta zona de montaña las que pusieron sus ojos en ese entorno por su veían algo relacionado con Diana Quer.
Del mismo modo, en la villa pobrense son muchas familias las que empezaron a expresar su preocupación por lo ocurrido y lo que puede pasarles a sus hijos en las celebraciones de festejos que aún quedan de este verano, como es el caso del Nazareno. De hecho, hay muchos que expresaron su intención de ir a recogerlos en coche cuando decidan regresar a sus domicilios. Varios de los entrevistados llegaron a decir que están dispuestos a llamarles o mandarles mensajes con cierta periodicidad al teléfono móvil para saber que están bien.

La aparición del DNI de Diana Quer en un bolso en su casa refuerza la teoría de que no se fue por voluntad propia