La agente que mató en Tulsa a un negro desarmado se entrega a las autoridades

Protesters walk in the streets downtown during another night of protests over the police shooting of Keith Scott in Charlotte, North Carolina, U.S. September 22, 2016. REUTERS/Mike Blake TPX IMAGES OF THE DAY
|

La agente de Policía blanca de Tulsa, en Oklahoma, que mató a tiros a un negro desarmado cuyo vehículo se había averiado y bloqueaba una calle la semana pasada, se entregó a las autoridades, que la buscaban por homicidio imprudente.

Betty Shelby, de 42 años, entró en la prisión del condado de Tulsa poco después de la 01.00 horas tras ser imputada con homicidio por la muerte de Terence Crutcher, de 40 años.

Shelby fue puesta en libertad tras el pago de una fianza de 50.000 dólares y está previsto que comparezca ante el tribunal el 30 de septiembre.

documentos

Los documentos judiciales presentados por la oficina del condado de Tulsa acusan a Shelby de reaccionar de manera excesiva y escalar la situación que llevó a disparar a Crutcher el viernes pasado. De ser condenada, se enfrenta a hasta cuatro años de cárcel.

En dos vídeos aportados por la Policía de Tulsa, se puede ver a Crutcher con las manos en alto poco antes de ser disparado. 

La Policía ha dicho que Crutcher no iba armado y no había tampoco ningún arma en el vehículo. 

Publicaron los vídeos, uno tomado por un helicóptero y otro desde el coche patrulla, en un intento de transparencia.

Shelby dijo que iba a otra llamada cuando se encontró con Crutcher, cuyo coche averiado estaba bloqueando la carretera. Según la agente, el hombre no respondió a sus preguntas ni a sus órdenes de que se parara mientras avanzaba hacia su vehículo con las manos en el aire.

carolina del norte

Por otra parte, la ciudad más grande de Carolina del Norte, Charlestton, continúa viviendo su tercera noche de protestas a pesar del Estado de Emergencia impuesto por el gobernador del Estado. El toque de queda fue impuesto debido a la escalada de violencia por el conflicto racial que vive el país tras la sospechosa muerte de dos afroamericanos a manos de la Policía en menos de una semana. 

El toque de queda comenzaba a las 00.00 horas hasta las 06.00 horas aunque las protestas han continuado y los manifestantes no han atendido al Estado de Emergencia declarado por el gobernador del Estado y ratificado por la alcaldesa de la ciudad, Jennifer Roberts. 

No obstante, y a pesar de que las calles de Charlestton han vuelto a ser escenario de protestas, éstas han sido más pacíficas y no se han registrado ni actos violentos ni de pillaje y robo como en las dos jornadas anteriores, en las que incluso hubo enfrentamientos.

La agente que mató en Tulsa a un negro desarmado se entrega a las autoridades