lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Las fuertes lluvias llevan al río Umia a desbordes puntuales y a una vigilancia más estrecha

En algunos puntos de la comarca el río Umia desbordó | mónica ferreirós

Varias semanas lloviendo intensamente han puesto a los municipios bañados por el río Umia en alerta. Y es que la Dirección Xeral de Emerxencias de Galicia ya advirtió de peligro de desbordamiento en zonas puntuales del cauce fluvial. Durante toda la jornada de ayer hubo alerta máxima y una vigilancia estrecha, sobre todo en la parte del río que hay justo antes del embalse de A Baxe. Que desborde en ese punto implicaría problemas concretos en el casco urbano caldense, que ayer vivió una jornada más o menos tranquila. No ocurrió lo mismo en otros puntos de O Salnés por los que circula el río como son en Vilanova -en la zona de Baión- o en Vilanoviña. Allí ayer podían verse estampas muy típicas en los inviernos más lluviosos como son fincas totalmente inundadas o las pistas de la parcelaria bañadas por las aguas fluviales.


En Caldas la situación estuvo en todo momento controlada, sobre todo en aquellos puntos como son el paseo que discurre por debajo del puente grande de A Ferrería o en el paseo de A Tafona, zonas más delicadas en cuanto a desbordamientos se refiere.


Desde la Dirección Xeral de Emerxencias de Galicia apuntaron que uno de los momentos críticos en la entrada del embalse de A Baxe se vivió a primeira hora de la tarde y que se esperaba que pudiese haber “picos sucesivos” dependiendo también de las precipitaciones caídas. Desde la entidad pública prevén además otro pico importante -y que requiere una vigilancia especial- para hoy sobre las cuatro de la tarde. Es por ello que en los concellos bañados por el río Umia como es el de Caldas se mantiene la alerta máxima por riesgo de inundaciones y se pide que se movilicen los medios que sean necesarios ante tal circunstancia. 

Las fuertes lluvias llevan al río Umia a desbordes puntuales y a una vigilancia más estrecha

Te puede interesar