La imagen del cuartel cambadés queda para el recuerdo tras el derribo de la última fachada

La parte del cuartel que quedaba en pie se derribó ayer | cedida
|

Ahora sí. El viejo cuartel de la Guardia Civil de Cambados ha quedado totalmente reducido a escombros. Las máquinas procedían a derribar ayer la parte de la fachada de la calle Valle-Inclán, para lo cual fue necesario cortar el tráfico.


Los trabajos comenzaron a principios de enero con el objetivo de tirar dos bloques de oficinas y viviendas, una caseta destinada a un pozo y a almacenaje de herramientas y una zona de aparcamiento con marquesina. Poco a poco se fueron ejecutando, pero no fue hasta ayer cuando se derribó la fachada principal. Ahora se iniciarán las labores de desescombro y luego se procederá a explanar la finca para dejarla lista y poder empezar a construir el nuevo cuartel. El Estado reservó 2 millones este año para empezar. 

La imagen del cuartel cambadés queda para el recuerdo tras el derribo de la última fachada