El gobierno de Sanxenxo recorta el servicio de Emergencias para abaratar su coste

Una visita del alcalde y del vicepresidente de la Xunta a la sede de Emerxencias de Sanxenxo el año pasado | D.A.

El gobierno local planea la reducción del servicio de Emergencias de Sanxenxo dado que el coste anual del servicio, que supera los 720.000 euros, es “insostenible” para las arcas municipales. La intención del ejecutivo de Telmo Martín es acometer una “reorganización” del servicio, para que “tenga un coste más asumible”, reduciendo el horario de atención y haciendo un reparto de parte de la actual plantilla en otras áreas. De este modo, se mantendrían los 18 puestos de trabajo. La otra opción sería suprimir directamente este servicio municipal y que sea el parque de bomberos de Ribadumia el que atienda las emergencias en la localidad.


El Concello explica que el Grupo de Emergencias de Sanxenxo, “tiene un coste anual muy alto, de 723.174 euros. El 80% de esa cantidad, 579.799 euros, lo está financiando el Concello, mientras que el 20% restante, se financia entre la Xunta, que aporta 81.375 euros, y la Diputación de Pontevedra con 62.000 euros”.


El gobierno incide en que este gasto del servicio es “insostenible”, sobre todo si se compara con el parque de bomberos de Ribadumia, que también atiende las emergencias de Sanxenxo, o con un Grupo de Emerxencias Supramunicipal cuyo coste para Sanxenxo “no superaría los 25.000 euros”. “Temos a obriga de optimizar os recursos económicos que proceden dos impostos que pagan os veciños. Por iso, parece máis que razoable evitar a duplicación na atención das emerxencias entre o servizo municipal e o parque de bombeiros de Ribadumia”, explica el ejecutivo.


Ante esta situación se barajan dos opciones, la de suprimir el servicio o la reorganización del mismo. Está segunda opción es la que el gobierno quiere poner en marcha y para ello, va a mantener una reunión con los trabajadores de emergencias para informarles de los cambios propuestos y abrir un periodo de conversaciones con sus representantes que permita reorganizar el servicio y mantener los 18 puestos de trabajo.


“Una cuestión irrenunciable”

Así, en esta nueva organización, el servicio municipal cubriría 16 horas, en lugar de las 24 horas actuales, mientras que el resto lo asumiría el parque de bomberos de Ribadumia. De este modo, 12 trabajadores seguirán con las mismas funciones que hasta ahora y los seis restantes asumirán nuevas funciones municipales relacionadas con el medio ambiente, como por ejemplo, el desbroce de cunetas y caminos para evitar incendios, la prevención de inundaciones, y el cuidado del medio ambiente.


Según la estimación municipal, la remodelación permitirá reducir el coste del servicio de Emergencias en más de 200.000 euros anuales, “un dinero que el Concello seguirá gastando, pero en otros servicios mucho más demandados por los vecinos y que ahora no cuentan con el suficiente personal”. Ahora se iniciarán las negociaciones con los empleados, lo que sí, advierte el ejecutivo de Telmo Martín, “solo hay una cuestión irrenunciable para el gobierno: Sanxenxo no puede seguir gastando 723.174 euros anuales de los vecinos en la atención de un servicio que ya nos presta el parque de bomberos de Ribadumia”. 

El gobierno de Sanxenxo recorta el servicio de Emergencias para abaratar su coste

Te puede interesar