Desalojadas dos fiestas ilegales en Madrid con más de 80 personas

La Policía ha reforzado los controles para evitar las fiestas ilegales. /AEC
|

La Policía Municipal de Madrid desalojó anoche otras dos fiestas ilegales en un sótano de local comercial alquilado como piso turístico en la zona de Ópera y en un restaurante en el distrito de Chamberí, donde había en total 82 personas, algunas de ellas menores, ha informado a Europa Press una portavoz del Cuerpo Local.

La intervención más importante tuvo lugar en la calle Espejo sobre la 1.45 horas la madrugada, en un sótano de un local comercial, cuyos vecinos habían llamado al 092 por el excesivo ruido que soportaban, así como el sonido de gran acumulación de personas. Uno de los vecinos alertaba de que dentro podían haber más de medio centenar de jóvenes.

Los agentes comprobaron que el establecimiento solo tenía una entrada y no había salida de emergencia. Se trataba de un antiguo comercio minorista que se alquilaba como piso turístico en Internet. El local cuenta con una planta baja de unos 50 metros cuadrados a la cual se accede a través de una escalera de bajada de unos tres metros. Asimismo, dispone de una primera planta de unos 40 metros cuadrados a la que se accede a través de una escalera de unos ocho metros.

Los policías oyeron voces y discusiones entre los asistentes porque algunos querían salir y otros se negaban a abrir la puerta, trancada con varias cerraduras. Ante la negativa a abrir a la autoridad, avisaron a las Unidades Centrales de Seguridad (UCES) que, dado el peligro que suponía esa fiesta para la salud de los asistentes, tiraron la puerta abajo y entraron, detectando a 66 personas dentro, 11 de ellos menores, por lo que sus padres fueron avisados.

Fueron desalojados y denunciados todos por la normativa antiCovid. También se encontró drogas, por lo que los policías pusieron cuatro denuncias por tenencia de droga. Además, comprobaron que habían colocado colchones en las puertas y ventanas para intentar insonorizar la estancia.

Por otro lado, la Policía Municipal canceló anoche otra fiesta ilegal, que se celebraba en un restaurante de la calle Covarrubias, en el distrito de Chamberí, donde descubrieron 16 personas escondidas y formularon 32 propuestas de sanción por saltarse el toque de queda y por no mantener la distancia de seguridad, han indicado las mismas fuentes.  

   El sexo como salvoconducto para saltarse el toque de queda
   La Policía Local bate un récord de multas anticovid al poner más de 50 en un botellón
   El 092 impuso el fin de semana una cifra récord de multas sanitarias
Desalojadas dos fiestas ilegales en Madrid con más de 80 personas