Tres años para darse cuenta de la realidad

|

HACE ya tres años (cómo pasa el tiempo, parece que fue ayer) que la Marea Atlántica sentó sus reales en el palacio de María Pita. Tres años dan para mucho y desde ese momento comenzaron a desarrollar su programa electoral. Sin embargo, fue preciso que pasara todo ese tiempo para que al final terminaran por reconocer que en A Coruña existe un problema con el vandalismo. Lo reconoció la concejala María García, responsable del área de Medio Ambiente, quien aseguró que los destrozos se generalizan en toda la ciudad aunque afectan con mayor fuerza a las zonas periféricas. Como ejemplo está el área de autocaravanas de O Portiño, donde los destrozos son tantos y tan cotidianos que desde el Ayuntamiento están pensando en llevárselo para un lugar que sea más fácil de controlar. Pero hay mucho más, un simple paseo por los jardines de Méndez Núñez es suficiente para comprobar que los vándalos también actúan en el centro de la ciudad.

 

Tres años para darse cuenta de la realidad