Victoria con público y oficio

Róber Fernández en una acción del partido de ayer en A Lomba, donde se estrenó el público en el nuevo año 2021 | gonzalo salgado
|

El Arosa se impuso al Rápido de Bouzas en A Lomba con goles en la segunda parte de Pedro García y Kilian que dejan virtualmente sellada su presencia entre los tres primeros del grupo 1B al final de la primera fase cuando todavía restan tres jornadas para su conclusión. Por tercera jornada consecutiva el equipo de Vilagarcía echó el candado a su portería para sumar su tercer triunfo seguido como local que le sitúa a dos puntos del Arenteiro a la espera de lo que haga hoy el líder ante el Barco en Calabagueiros.


El Arosa dominó el partido durante mucho tiempo hasta que logró su objetivo de ponerse por delante. Curiosamente fue decisivo Pedro García, que no estaba produciendo en ataque en la mediapunta. El vigués hizo un gran remate de cabeza en plancha que firmaría Carlos Santillana. Con el marcador a favor el Arosa echó el cerrojo y el catalán Kilian se estrenó como goleador para sentenciar y cortar de cuajo la racha del Bouzas.


En la primera parte el equipo vigués no se acercó al área de Álex Cobo. Se limitó a defender y a tratar de enganchar alguna contra sin éxito. Fue el Arosa el que llevó más la iniciativa y el que tuvo las únicas ocasiones. En los primeros diez minutos apareció la conexión que forman Róber y el brasileño Pedro Beda en dos ocasiones. En ambos casos con centros del mediapunta y remates de cabeza del delantero que no cogieron puerta. Con Pedro García, un centrocampista de corte defensivo, de mediapunta y una propuesta local más combinativa de lo esperado a tenor del pésimo estado del campo (capítulo aparte), fue Beda el que tuvo que redoblar esfuerzos creativos para hacer de “diez” entre líneas, además de batallar de espaldas con los centrales vigueses.


El partido se fue igualando con el paso de los minutos, con el Bouzas controlando al Arosa y permitiendo vivir el partido con más tranquilidad a su portero. A la media hora volvió el Arosa a carburar por banda derecha. Centró Javi Fontán un balón por abajo al punto de penalti y acabó rematando Róber contra un defensa.


Los ánimos se caldearon en A Lomba, donde se reunió público (demasiado tímido para lo que hay en juego) por primera vez en lo que va de año 2021, cuando Arán se llevó por delante sin balón a Beda en el minuto 33. La durísima entrada a la altura del muslo le costó la amarilla, pese a las protestas locales pidiendo la expulsión del central. El delantero local, de lo mejor de su equipo junto a Sidibé en la primera parte, quedó varios minutos renqueante hasta el descanso. Incluso jugó medio cojo en la segunda parte hasta que fue sustituido.


En los minutos que precedieron al intermedio volvió a cercar el Arosa el área de Rui. Primero con un balón de cabeza que puso al área pequeña Javi Otero al que no llegó Beda para cabecear a puerta vacía por escasos centímetros. Y después con un disparo envenenado de Róber desde la frontal que atrapó en dos tiempos Rui.


A los tres minutos de la reanudación el Bouzas tuvo su primera ocasión en un balón que presionó en área del Arosa y el rechace cayó franco en la frontal para Juan Barbeito, cuyo remate no cogió portería. Pero fue una acción aislada, ya que fue el Arosa el que dominó por completo y el partido se jugó en campo del Bouzas. Tras varios balones al área con peligro, el equipo de Rafa Sáez encontró el gol. En una acción de saque de banda a la altura del área. El brasileño Beda puso un centro perfecto a media altura y Pedro García lanzándose en plancha a la altura del área pequeña conectó un gran remate de cabeza para batir a Rui.


Tras el gol nada cambió. El Arosa siguió llegando y generando, pese a los esfuerzos del Bouzas de estirarse y buscar su gol, sobre todo a balón parado. Beda tuvo el 2-0 en un balón que recuperó Fontán con mucha fe. El brasileño se quedó en el mano a mano ante Rui, al que dribló en el punto de penalti, pero su remate con la zurda lo despejó en línea de gol Arán.


El Rápido de Bouzas pasó a dominar claramente el balón y logró meter al Arosa en su campo, sobre todo a raíz del doble cambio que introdujo el técnico David de Dios al dar entrada a Viti y Canhoto. El equipo vigués jugó sus mejores minutos en A Lomba, pero no pudo superar la solvente zaga local, reforzada con el trabajo de Sidibé por delante y con la pareja de centrales formada por Ross y Campillo muy entonada otra semana más.


Tardó en llegar la reacción en el banquillo local. A falta de doce minutos para el final Rafa Sáez hizo los primeros cambios y surtieron el efecto deseado. Prácticamente en su primera intervención en el partido conectaron en el borde del área Julio Rey y Kilian, que acababan de entrar, y el Arosa logró el 2-0 gracias al zurdazo por abajo del catalán, que firmó su primer gol con la camiseta arlequinada desde que llegó en enero. El segundo tanto dio tranquilidad a los locales y pese a que su rival trató de buscar su gol hasta el final, lo cierto es que no logró generar ocasiones hasta que ya en el minuto 94 la tuvo Viti en área pequeña y la desbarató Cobo. El Arosa llega a los 37 puntos.

Victoria con público y oficio