El Concello derriba la estructura del centro sociocultural de Vilalonga para la urbanización del entorno

Los trabajos de derribo ya están prácticamente terminados | Concello
|

El Concello de Sanxenxo ha ordenado el derribo de la estructura del edificio que se iba a destinar a centro sociocultural de Vilalonga, liberando de esta forma la zona de O Revel de un claro ejemplo de feísmo urbanístico. Los daños detectados en la estructura y en la cimentación hicieron imposible que el gobierno retomase el proyecto en 2019. Una decisión avalada por informes técnicos y un sobrecoste de casi 1,4 millones de euros que supondría subsanar los problemas estructurales tras más de 11 años de abandono. Pese a estas dificultades, el gobierno continúa trabajando para dotar a los vecinos de un nuevo edificio sociocultural y mantiene en su hoja de ruta un espacio social de convivencia.


Las tareas de demolición se iniciaron el lunes y ya están prácticamente concluidas, a la espera del derribo de una pared y de la retirada de escombro. De este modo, la zona estará ya completamente libre para cuando comiencen los trabajos de urbanización que se prevé que comiencen en unos días y supondrán un importante embellecimiento del espacio. La empresa Covsa, con una oferta económica de 1.241.968 euros, será la encargada de ejecutar el proyecto y realizará todas las mejoras recogidas en el pliego, que tiene que ver con la iluminación y la jardinería de la zona verde.


Embellecimiento del entorno

El proyecto de urbanización contempla cuatro viales, con dos carriles de 3 metros, una rotonda, que ayudará a aportar fluidez al tráfico, y la dotación de 84 plazas de estacionamiento. Las aceras previstas tendrán una anchura mínima de 2 metros y una máxima de 4,5 metros. La obra contempla además la mejora del saneamiento, abastecimiento y suministro de energía eléctrica, incluidas las instalaciones de conducción, transformación, distribución y alumbrado público, así como las infraestructuras telefónicas y de telecomunicaciones.


El proyecto cuenta con un apartado propio para el tratamiento de los espacios libres y para la protección de un pequeño regato, la flora y fauna existente en el entorno. 

El Concello derriba la estructura del centro sociocultural de Vilalonga para la urbanización del entorno