lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

La propuesta “Aquavai” se hace con el diseño de las nuevas piscinas de la playa

Infografía sobre cómo quedará la zona | cedida

Los arquitectos vigueses Alexandre Mouriño y José Carlos Nunes diseñarán las nuevas piscinas al aire libre y la reordenación de A Concha-Compostela. Su propuesta, “Aquavai”, se impuso a otras nueve que accedieron a la fase final del concurso y a las sesenta que se presentaron en total.


La decisión del jurado se dio a conocer ayer en una videoconferencia pública. Los autores de la idea vencedora recibirán un premio metálico de 7.000 euros, así como la adjudicación directa de la redacción del proyecto constructivo y la dirección de la obra de las piscinas, un contrato valorado en 41.000 euros.


El segundo premio, dotado con 3.500 euros, recayó en la propuesta que llevaba por título “Asteroidea”, obra del arquitecto Pablo Ramos Alderete, de Majadahonda; mientras que los dos accésit, dotados con 2.000 euros, fueron para “Tercer Paisaje”, cuyos autores son Jorge García Anta y Fernando Eiroa Lorenzo; y para “Oasis”, idea del luso Eloi Gonçalves.


A mayores, el jurado decidió otorgar una mención especial a la propuesta “Petro 2.0”, presentada por el gabinete Sabín Blanco Arquitectos, de Miño, representado por Patricia Sabín y Enrique M. Blanco. Además, concedieron otras dos menciones, sin dotación económica, a las propuestas “Fiuncho”, de 37 grados; y a “A Volta do Mar”, del arquitecto vigués Adrián Álvarez.


El estudio AM2 Arquitectos, al que pertenecen los dos autores de la propuesta ganadora, se encargó también de diseñar la obra del paseo marítimo a Vilaxoán y del carril bici de la playa.


Características

“Aquavai” se estructura en una actuación en cuatro zonas diferentes que suman 2.092 metros cuadrados de superficie. La primera y principal es la zona de piscinas, una lámina de agua de 432 metros cuadrados situada a ras de suelo. El proyecto prevé la instalación de un vaso de recreo par adultos y otro de salpicaduras para menores de cinco años, cada uno de los cuales tendrá unas dimensiones de 23x8 metros. A mayores, habrá un vaso de chorros de aire, tipo hidromasaje, de 8x8 metros. Los autores plantean que las piscinas imiten al mar, situado a escasos metros, y que las personas se adentren en ellas a través de una suave pendiente.


Los vasos contarán con un sistema de cobertura compuesto por unas superficies móviles que se abrirán y cerrarán desplazándose de forma longitudinal a ambos extremos. Estas dos plataformas, explican desde el Concello, se pueden utilizar como zona de recreo y para tomar el sol, así como a modo de tarima para la realización de espectáculos, tanto cuando estén abiertas como cuando se cubran los vasos de las piscinas, por las noches y en invierno. Las estructuras serán metálicas y contarán con un revestimento de 6 centímetros de grosor de corkeen, material elaborado a base de corteza cien por cien natural y que no se calienta bajo el sol. Las plataformas formarán una zona de descanso de 626 metros de superficie, que se completa con los accesos a las piscinas y el paseo de pies secos que discurre en paralelo a toda la intervención. Habrá también una gran bancada entre el Paseo Marítimo y las piscinas. A mayores, el diseño propone la creación de una zona de sombra de unos 970 metros cuadrados mediante la plantación de una línea de pinos y un área de 64 metros cuadrados para conexiones. El proyecto deberá ser remitido a Costas del Estado para su aprobación, al afectar a la franja de dominio público marítimo- terrestre.

La propuesta “Aquavai” se hace con el diseño de las nuevas piscinas de la playa

Te puede interesar