La escasa pretemporada marca el inicio de la liga en Preferente

Los equipos arousanos de Preferente preparan su regreso a la competición oficial | G. Salgado

Los equipos arousanos de Preferente programan sus últimos entrenamientos para afrontar el domingo la primera jornada de una liga exprés en la que no habrá descensos y en la que tratarán de buscar un puesto para luchar por subir de categoría o, en su defecto, optar a la disputa de la próxima edición de la Copa del Rey.


El Umia será el primer equipo arousano en iniciar el campeonato el domingo a las doce de la mañana en el campo de A Baiuca ante el Beluso. Por su parte, el Villallonga se desplazará hasta la capital del Lérez para jugar ante el Pontevedra B a las cuatro de la tarde.Una hora después comenzará el compromiso del Cambados en Burgáns frente al Gran Peña.


El exigente formato de la competición, con pocos partidos y con la obligación de quedar en el podio para optar a metas mayores, llena de incertidumbre el rendimiento de los equipos, que llevan más de un año sin competir.


Las restricciones derivadas de la pandemia han motivado que la liga se fuese aplazando desde el mes de septiembre hasta ahora, pero eso no ha sido lo peor para los equipos, deportivamente hablando, si no el escaso tiempo que han tenido para prepararse, ya que una pretemporada de tres o cuatro semanas, en algún caso, se antoja insuficiente para los entrenadores.


Algunos equipos, como es el caso del Villalonga, no pueden contar en este momento con el mismo plantel que tenían previsto conformar durante el verano, ya que algunos futbolistas simplemente renunciaron a jugar este año, otros ficharon por equipos de superior categoría y algunos se decantaron por continuar en sus clubs de origen al no poder garantizarse una competición regular.


En el grupo en el que se encuentran los equipos arousanos el gran favorito para ocupar la primera plaza es el Pontevedra B, ya que es el único que ha podido mantener en forma a gran parte de su plantilla al entrenar con el equipo de Segunda B.


Así piensa el entrenador del Villalonga, Ricardo Fernández, quien manifestó, en una entrevista en Radio Arosa, que el filial granate parte con cierta ventaja porque buena parte de sus jugadores tienen un ritmo alto de entrenamiento.


Sobre las aspiraciones con las que parte el Villalonga en esta competición, el técnico expuso que lo principal es que sus jugadores puedan rendir a un buen nivel después de tanto tiempo inactivos. Subrayó además que tuvo la oportunidad de disputar cuatro partidos amistosos y aunque es consciente de que todavía les falta mucho para alcanzar el mejor nivel.

La escasa pretemporada marca el inicio de la liga en Preferente

Te puede interesar