La flota arousana se rebela contra el nuevo reglamento de la UE

En Cambados la flota artesanal mostró la pancarta, lanzó bengalas e hizo tocar las sirenas de las embarcaciones en Tragove | gonzalo salgado
|

La flota artesanal arousana se unió ayer sin fisuras en una jornada de protesta contra la nueva regulación de la Unión Europea que establece medidas de control que, a juicio del sector marítimo, atenta contra sus intereses y los perjudica notablemente. Desde Carril a O Grove pasando por Cambados o A Illa el paro fue unánime y fue a las doce del mediodía cuando se hicieron sonar las sirenas de las embarcaciones para ser escuchados. 


La postura de la flota arousana va en la misma línea que la del resto de Galicia. Se muestran contrarios a la remisión de datos desde los barcos y a la instalación de cámaras o GPS en embarcaciones de pequeña envergadura. Además entienden que la nueva politíca pesquera dictada desde la Unión Europea no tiene en cuenta la realidad de la pesca artesanal, lo que hace que sus intereses se vean gravemente perjudicados.


La jornada dejó imágenes de unión en el sector en toda la Ría de Arousa, lo que también gustó a la Federación Galega de Cofradías. De hecho puede considerarse que ha sido un paro sin precedentes en cuanto a la unión, dado que en Arousa aunque hay cofradías enfrentadas por otros asuntos concretos ayer todos los pósitos salieron sin excepción a reclamar una rectificación del reglamento europeo.



El lema de la jornada de protesta, que lució en numerosas pancartas en los diferentes paros que hubo en la Ría de Arousa, era ‘No a la modificación del reglamento de Control, somos pescadores, no delincuentes’. 





La flota arousana se rebela contra el nuevo reglamento de la UE